Bolsa, mercados y cotizaciones

El BCE y la Fed subirán los tipos por última vez antes de irse de vacaciones

El verano no es un buen momento para darle sustos a los mercados, y los bancos centrales lo saben bien. Tanto la Reserva Federal estadounidense (Fed) como el Banco Central Europeo (BCE) quieren cerrar la persiana antes de irse de vacaciones en agosto sin dejar grandes sorpresas, y esta reunión, en la que no habrá actualización del cuadro de previsiones macroeconómicas, parece que irá en esa dirección.

"Esperamos que el BCE suba los tres tipos en 25 puntos básicos la próxima semana. Esto ha sido ampliamente telegrafiado y no debería sorprender a los mercados", explica Rubén Segura-Cayuela, economista jefe de Bank of America para Europa. "La clave estará en lo que sepamos para la reunión de septiembre. Con unas perspectivas que no han cambiado mucho desde la reunión de junio, no esperaríamos una orientación clara. Si no estaban preparados en junio, no es probable que lo estén ahora, dada la ausencia de noticias sólidas en ninguna dirección", indica el experto.

Los expertos parecen tener claro que ambos bancos centrales no se saldrán de la guía que ya han dado a los inversores: una subida de tipos de 25 puntos básicos, sin sorpresas. Sin embargo, los encuentros de los bancos centrales nunca pasan desapercibidos para los mercados, y es importante vigilar el discurso que den los dos presidentes al término de sus reuniones.

Y más teniendo en cuenta que la Fed ha anticipado una segunda subida de tipos en 2023, un movimiento que los inversores no terminan de creerse. "El mercado otorga una probabilidad de casi el 100% a la subida de la próxima semana (que elevaría el acumulado a 525 puntos básicos desde marzo de 2022)", explica Iván San Félix, analista de Renta4, pero avisa de que "sólo concede una probabilidad del 25% a una segunda subida de cara a fin de año hasta 5,5-5,75% como contempla el dot plot de la Fed".

Será en las ruedas de prensa posteriores a la publicación de las decisiones de ambos organismos cuando Jerome Powell y Christine Lagarde (presidentes de la Fed y el BCE, respectivamente) puedan dar nuevas pistas sobre el camino que seguirá la política monetaria tras el verano. Cualquier referencia al momento en el que los señores del dinero se planteen recortar los tipos por primera vez en este ciclo también será importante, ya que hasta ahora han evitado pronunciarse en este sentido.

Los analistas y los inversores tienen cada vez más claro que la primera bajada de tipos será el próximo mes de marzo. La última encuesta a analistas que ha llevado a cabo Bloomberg así lo demuestra, y es el mismo calendario que descuentan los futuros sobre los tipos de interés en la actualidad: un recorte de 25 puntos básicos en ese momento en ambos países.

Eventos al margen de la Fed y el BCE

Las reuniones de ambos bancos centrales son el plato fuerte de la semana que viene, pero no son el único. La temporada de presentación de resultados por parte de las empresas del Ibex 35 se concentra esta semana, cuando la mayor parte de firmas del selectivo publicarán sus cuentas del segundo trimestre. Es una semana especialmente intensa para el sector bancario cotizado, con las presentaciones de Santander, Sabadell, BBVA, CaixaBank y Unicaja presentarán cuentas.

También se publicarán los resultados de la encuesta de actividad PMI, para la zona euro y Estados Unidos, para los que se espera un dato ligeramente peor en la zona euro, y en línea con los del mes pasado en Estados Unidos. El viernes, además, se publicarán los datos preliminares de IPC y PIB de julio de los distintos países de la zona euro, una semana antes de conocerse el agregado de la región.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud