Bolsa, mercados y cotizaciones

Panza Capital se baja de Ryanair y se sube a las caravanas

  • Han construido posiciones en fabricantes de caravanas, como Trigano y Thor
  • Además de en Ryanair, también han bajado exposición en Wetherspoon
  • Su objetivo es alcanzar un patrimonio de 200 millones de euros a fin de año
Gustavo Trillo (izda.) y Beltrán de la Lastra, CEO y director de inversiones y presidente de Panza Capital.

Panza Capital, la gestora creada por los ex Bestinver Gustavo Trillo, Beltrán de la Lastra y Ricardo Cañete, ha presentado este miércoles su segunda carta trimestral, en la que desgrana sus últimos movimientos en cartera. La firma gestiona ya 150 millones de euros, y su objetivo es llegar a 200 millones a final de año.

En el último trimestre, Panza Capital ha reciclado las ganancias conseguidas en los sectores que han mejorado cíclicamente y las está reinvirtiendo gradualmente en áreas cíclicas que lo están pasando peor, pero cuyas valoraciones ofrecen un gran margen de seguridad.

Dentro del primer bloque, en el de las compañías que han recogido los frutos que han sembrado, se encuentra la aerolínea Ryanair y la cadena de bares británica Wetherspoon. "Ryanair ha conseguido salir intacta de la pandemia, con sus aviones en propiedad y con caja neta. Además, venden 95 de cada 100 plazas y esto da una capacidad para fijar precios enorme. La compramos por debajo de 13 euros y hemos vendido una parte por encima de 17 euros, aunque mantenemos una posición significativa. No obstante, entendemos los riesgos asociados a las aerolíneas y por prudencia preferimos reducir la posición, y si hay oportunidad más adelante recomprarla", ilustra Beltrán de la Lastra, presidente y director de inversiones de Panza Capital. 

En su lugar han continuado añadiendo exposición en el sector de la construcción, en compañías como el fabricante de ladrillos en Reino Unido Ibstock o en Rockwool, centrada en aislamientos; y también han iniciado posición en compañías del sector de fabricantes de caravanas, como Trigano y Thor. Se fijaron en una tercera, de la que el archiconocido Warren Buffett es accionista, pero no la han podido comprar por no ser cotizada.

"Las caravanas son un producto discrecional de ticket grande que están viendo fuertes correcciones de ventas por la crisis del consumidor y normalización post Covid. Invertimos ahora porque está viéndose reflejado en las cotizaciones y son negocios bien gestionados, capaces de ajustar sus costes rápidamente y con una demanda impulsada por el crecimiento del turismo al aire", explican.

Como si de un mantra se tratara, en Panza Capital repiten que la deuda no les gusta nada. "Nos gustan las compañías con caja neta o que, si tienen deuda, se puedan desapalancar rápidamente. La deuda ata y mata", dice de la Lastra.

A nivel macro, "seguimos en un mundo dominado por los bancos centrales, y no me gustaría ser uno de ellos porque se encuentran entre la disyuntiva de controlar la inflación o crear desempleo". Desde el punto de vista geopolítico, el año ha estado marcado por las tensiones entre China y Estados Unidos y también por la invasión de Rusia a Ucrania. "Es un entorno muy complejo que no lo hace un mal entorno para invertir, sino todo lo contrario. Es muy cómodo y también muy rentable", señala.

Beltrán de la Lastra considera que, desde el punto de vista de la inversión en valor, el actual es uno de los mejores momentos en cuanto a oportunidades desde que empezó su carrera hace ya casi treinta años.

En el acumulado del año, los fondos de Panza Capital consiguen rentabilidades que se mueven en el entorno del 10%. Aunque son conscientes de que se trata de un corto periodo de tiempo, también dicen ser "consistentes en generar rentabilidades", indica Gustavo Trillo, consejero delegado de Panza Capital. "En el mundo de la inversión no equivocarse demasiado es casi más importante que tener grandes aciertos", sentencia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud