Bolsa, mercados y cotizaciones

El diferencial entre los bonos de EEUU a dos años y diez años alcanza los 100 puntos básicos

  • La pausa de la Reserva Federal recorta la rentabilidad, pero invierte más la curva
  • La incertidumbre pesa en el mercado con los tipos clavados en el 5,25%
Bandera de la Reserva Federal de Estados unidos. Dreamstime
Madridicon-related

La última decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de pausar las alzas de tipos de interés en el país contribuyó a relajar el riesgo que ven los inversores de paralizar la economía del país o incluso provocar su recesión. De igual modo, se contrajo la rentabilidad de la deuda estadounidense en toda la curva.

Sin embargo, el rendimiento de los bonos estadounidenses a diez años cae a mayor velocidad que los títulos con vencimiento a dos años (generalmente más sensibles a los cambios de las políticas monetarias en el corto plazo) y eso ha provocado que la diferencia entre ambos bonos aumente a máximos no vistos en años hasta tocar los 100 puntos básicos a favor de la deuda con menor recorrido.

Así, mientras la deuda del país que vence en una década marca en el mercado secundario un rendimiento del 3,71% (a comienzos de junio se situó en el 3,6%) los títulos a dos años alcanzaron en la sesión de este martes el 4,72%. Es decir, se sitúa incluso por encima del porcentaje marcado el pasado mes de marzo cuando el mercado de deuda registró el pánico de la quiebra del Silicon Valley Bank y el riesgo de contagio a otras entidades. Más sensible es incluso la diferencia del bono a diez años contra los títulos de doce meses que ronda los 150 puntos básicos.

Tipos más altos más tiempo

Que la curva se invierta levemente a pesar de que la semana pasada el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, detuviera las alzas de tipos refleja la incertidumbre de los inversores y la posibilidad de asistir a nuevos aumentos o el mantenimiento de los mismos durante más tiempo. "No hay más remedio que mantener los tipos altos durante bastante tiempo. Lo razonable es que Powell maneje una agresividad calculada e inconcreta sobre los futuros movimientos de la Fed que no ayudará a que el mercado se aclare, pero tampoco le perjudicará", estimaron desde Bankinter.

Por lo pronto el mercado no descarta que este parón sea temporal, según Bloomberg, ya que la persistencia de la inflación hace pensar a los expertos que en julio la institución monetaria podría realizar la última subida del precio del dinero de este ciclo hasta dejar la referencia en el 5,25%. Aunque de producirse, sería de 25 punto básicos. Del mismo modo, pocos expertos barajan ya una bajada de tipos para este año y el consenso fija la misma para primeros del 2024.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud