Bolsa, mercados y cotizaciones

J. Pano (CaixaBank): "El margen de intereses crecerá un 30% este año con cierto recorrido en 2024"

  • Entrevista a Javier Pano, director financiero de CaixaBank
  • Es la única de las tres mayores entidades que cotiza en máximos históricos con dividendos frente a BBVA y Santander
Javier Pano, director financiero de CaixaBank, durante la entrevista en Madrid. ALBERTO MARTÍN

El cuarto trimestre de 2022, cuando despegó el margen de intereses del sector, es el espejo en el que debe mirarse 2023 que se intuye como un año prolífico para aquellas entidades más expuestas al mercado doméstico. Y CaixaBank, en este aspecto, no tiene rival con la mayor cuota de clientes en España frente al resto de entidades. Su director financiero, Javier Pano, recalca el objetivo de hacer crecer su margen de intereses un 30% este año, por encima del 16% de 2022, hasta los 9.000 millones de euros.

¿Cuál cree que es el elemento diferencial -frente a Santander y BBVA- que está habiendo en mercado para que el título de CaixaBank se sitúe en máximos históricos con dividendos?

El mercado está percibiendo, de alguna forma, un negocio más simple basado en zonas geográficas concretas, centrado en España y en Portugal, y que con el paso de los años hemos desarrollado una franquicia que se ha ido conociendo. El mercado lo que valora es la consistencia en la ejecución y eso nos ha llevado a cotizar diferencialmente mejor que el conjunto de los bancos europeos.

La banca sigue siendo una historia de reconstrucción. ¿La normalización monetaria que estamos viviendo va a devolver a los bancos a cotizar a una vez su valor en libros?

De hecho, Europa es quizás una excepción al cotizar, en conjunto, por debajo de su valor en libros frente a bancos nórdicos o estadounidenses, claramente en niveles superiores. La normalización monetaria es un factor positivo. Esto nos lleva a acercarnos a la lógica de que la empresa valga lo que dice su contabilidad como mínimo.

CaixaBank es la entidad que tiene más cuentas a la vista y que mejor se puede aprovechar de la subida de tipos de interés. ¿Cuánta 'gasolina' supone para el beneficio que los tipos se vayan más allá del 3,5%, sin retribuir por el momento el pasivo, este tipo de saldos?

En los bancos tienes distintos tipos de saldos, unos más mayoristas (del Estado o de grandes corporaciones) a los que se les estaba aplicando un recargo cuando los tipos estaban en negativo. Ahora, con los tipos en positivo, lógicamente, se les ha pasado a aplicar automáticamente una cierta retribución. Estamos en una situación todavía en la que el sistema tiene mucha liquidez. El sector ha devuelto una parte del TLTRO, que en nuestro caso ha sido de hasta el 80% [un total de 60.712 millones de euros]. Para devolver este importe no ha hecho falta buscar un acopio de liquidez, con nuevos depósitos o nuevas emisiones en el mercado, porque ya hay mucha, y debido a ello el impacto de la subida de tipos sobre esa base de depósitos está más faseada en el tiempo. Va a ir viniendo, pero no tengo una bola de cristal para decir cuándo se empezarán a remunerar los depósitos. Hemos dado una estimación al mercado de que una parte de los depósitos continuará aumentando su coste de manera gradual durante 2023 y que se mantendrá previsiblemente en 2024.

"Potenciamos fondos de renta fija sobre depósitos porque dan un retorno muy superior a los clientes"

¿Qué beneficio generan solo las cuentas corrientes que no se van a remunerar (cuenta con la mayor cuota de mercado, del 30%)?

En la medida que somos una entidad retail tenemos más saldos operacionales, no solo con clientes particulares, sino con autónomos y pymes, a los que cuales les ofrecemos un montón de servicios por lo que, lógicamente, son clientes que somos capaces de retener a un menor coste.

La falta de remuneración de los depósitos contrasta con la venta de productos de renta fija por parte del sector. El fondo que más dinero captó de toda Europa, de hecho, fue un producto de su casa, 'CaixaBank Deuda Pública 2024', con un total de 2.067 millones de euros solo en enero.

Somos líderes en España en el segmento de ahorro a largo plazo con una cuota de mercado superior al 29% lo que incluye fondos de inversión, de pensiones, seguros de ahorro, etcétera. Es un ecosistema de productos en el que el cliente retail, pensando a largo plazo, va a obtener una mayor rentabilidad y por ello venimos potenciando este segmento de negocio, con mucho éxito no solo comercial sino también para nuestros clientes, con una rentabilidad obtenida muy superior que la que hubieran logrado en un depósito. Pensando a largo plazo, que es la forma como se ven estas cosas, continúa siendo la forma adecuada para el ahorro. Hay momentos que, por las circunstancias, piden un perfil de riesgo más reducido, ahora lógicamente los tipos de interés han subido bastante, y te permite crear productos que ofrecen una combinación de rentabilidad-riesgo adecuada. Además, el ecosistema de fondos cuenta con una serie de ventajas fiscales, con lo cual, ofrecer esa alternativa ha sido positiva para los clientes.

¿Cómo va a impactar la venta de fondos de renta fija en las comisiones (con un coste medio del 0,5%-0,6% para el partícipe)?

En el conjunto de comisiones una cosa es la nueva producción, pero hay que mirar el stock total que, por la corrección de mercados, es un 3% menor que en 2021, con lo cual las comisiones que se va a devengar sobre eso van a ser inferiores. Son un producto [los fondos de renta fija] como otros muchos que hacemos. No lo vemos como algo excepcional.

Su cartera hipotecaria asciende a los 125.000 millones de euros. Calculan que con un Euribor en el 4% la tasa de esfuerzo para los hipotecados se iría al 30%. ¿Les preocupa?

Nuestra estructura de la cartera de hipotecas es bastante diferencial. De las hipotecas que se han originado desde 2015 un 75% ha sido a tipo fijo, con lo cual la parte más sensible a las subidas de tipos es la parte originada más recientemente. Del stock de hipotecas un 60% se firmó antes de 2012, muchas de ellas en 2005, 2006 y 2007. Son hipotecas que están muy consolidadas. De la parte a tipo flotante, las ratios de esfuerzo se ven algo más tensionadas, pero la cartera hipotecaria mantiene una posición muy cómoda desde el punto de vista del riesgo.

"El mercado está posicionándose en una situación en la que los tipos de interés estarán altos más tiempo"

Considerando que la banca es un negocio cíclico, ¿cuándo se va a materializar el mejor momento de la subida de tipos en los beneficios de CaixaBank?

Esperamos que el margen de intereses aumente un 30% para este año hasta 9.000 millones de euros y esperamos que luego tenga cierto recorrido al alza. El impacto será muy positivo en 2023 y luego ya en 2024 y siguientes seguirá subiendo, aunque depende de lo que hagan los bancos centrales y su impacto en la curva de tipos de interés.

¿En qué año se acabaría el margen de recorrido al alza en los ingresos?

Dependerá de la curva de tipos. Básicamente, en 2024 todavía esperamos que haya cierta mejora en el margen de intereses. De cara a 2025 todavía es un poco incierto porque tenemos que ver cómo van los volúmenes de nueva producción de activo y de las decisiones que tomemos en la gestión ALCO [cartera de renta fija] para, de alguna forma, inmunizar el impacto de las posibles variaciones de tipos de interés. El mercado está posicionándose en una situación en la que los tipos de interés estarán altos más tiempo.

Realizaron unas provisiones de 434 millones de euros en el cuarto trimestre del año. ¿Tiene algo que ver con provisionar ante lo que pueda estar por venir en insolvencias?

Dimos una guía al mercado de 25 puntos básicos de coste de riesgo y es justo lo que hemos hecho. Poco a poco se va percibiendo el escenario de recesión como menos probable en Europa. De momento, estando en marzo, no estamos viendo deterioro.

¿Es sostenible la morosidad en mínimos históricos del 2,7%?

No. Hemos asumido un aumento del coste del riesgo de 25 a 40 puntos básicos y cierto aumento de morosidad. Hemos asumido que eso va a ocurrir. El tema es que conforme va pasando el tiempo y ves que no ocurre, existe la posibilidad de que el tamaño del problema acabe siendo menor.

¿Dividendo extraordinario?

CaixaBank implementó el año pasado el mayor ratio de payout del sector, con un 55% del beneficio distribuido entre sus accionistas, sin contar con una recompra de acciones de 1.800 millones de euros. Su compromiso, hecho público en el Plan Estratégico a 2024, es repartir hasta 9.000 millones de euros entre los inversores por ambas vías.

"Desde mayo [cuando presentaron el guidance a tres años] han pasado una serie de acontecimientos [una subida de tipos vertical, de 300 puntos básicos] y revisando todo pensamos que podemos reconfirmar que alcanzaremos esos 9.000 millones. Va a haber un dividendo entre el 50% y el 60% que se decidirá cuando tengamos algo más de visibilidad sobre cómo ha evolucionado el año y en la medida que tengamos una ratio de capital de forma consolidada y consistente por encima del 12%; estaremos en disposición de buscar una fórmula adicional al dividendo ordinario y de acelerar esa devolución de capital", afirma Javier Pano durante la entrevista.

¿Podría venir algo parecido en formato a un buyback o a un dividendo en efectivo más adelante con niveles de capital consolidados por encima del 12%? "Sí. Puede venir". ¿Cuándo y de qué importe? "No lo sé, pero el objetivo de los 9.000 millones está reconfirmado", sostiene el director financiero de la entidad.

¿Ve más factible un nuevo programa de recompra de acciones? "No, he dicho que puede haber una medida adicional con la que hicimos. Pero no quiero decir que sea del mismo importe, puede ser un buyback o un dividendo extraordinario. Cuando lleguemos a ese momento, ya decidiremos", aseveró Javier Pano.

Por el momento, CaixaBank ha anunciado una horquilla de payout del 50%-60% con cargo a 2022. Las previsiones apuntan a un único pago anual de 0,22 euros brutos por acción, lo que supone una rentabilidad del 5,4%. De confirmarse esta cifra, supone un aumento del 54% con respecto a los 0,146 euros del año pasado. El pago está previsto para el mes de abril.

No habrá 'guerra' de depósitos

El sector bancario está siendo cuestionado duramente desde hace meses por la falta de remuneración de sus depósitos, a pesar de que los tipos de interés acumulan una escalada de 300 puntos básicos desde el verano del año pasado, que sí están repercutiendo a su cartera de préstamos.

En el caso de CaixaBank a cierre de 2022 el diferencial de la clientela alcanzó los 218 puntos básicos, 57 más que en el cuarto trimestre de 2021, mientras que los tipos de crédito alcanzaron los 234 puntos básicos, frente a los 16 puntos (un 0,16%) del coste de los depósitos en el último trimestre del pasado ejercicio.

La entidad ha reconocido la menor beta de los depósitos (que es la velocidad de absorción a los cambios de tipos) del sector. Se sitúa en el 20%, por debajo de la media nacional, que se estima en una horquilla de entre el 25% y el 30%. ¿Por qué es más baja que en otras entidades? "Hemos dado una cifra algo menor, pero es porque somos una entidad con un componente más granular de la base de depósitos. Tenemos más saldos operacionales de los clientes y que, posiblemente, vamos a ser capaces de retener a un menor coste [que compensan con otros servicios bancarios]", afirma Javier Pano durante la entrevista.

¿Se descarta, entonces, una guerra del depósito como se vio en la anterior crisis por las necesidades de liquidez que tenían las entidades? "La liquidez es todavía elevada tanto en la zona euro como en el caso de España en particular. Y, además, frente a crisis anteriores, estamos en una situación muy distinta en relación al conocido ratio loan to deposits [que mide la relación entre préstamos y depósitos de las entidades]. Ahora mismo la media del sistema en España está claramente por debajo del 100%, en nuestro caso es del 91%, y en la medida en que hay más depósitos que préstamos no parece que vaya a haber una guerra a nivel sectorial por captar depósitos", explica.

¿Cuándo se empezarán, entonces, a remunerar los depósitos? "Va a ser un proceso gradual. Seguro que a final de año el coste de los depósitos para la banca española es superior al actual", concluye Pano.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud