Bolsa, mercados y cotizaciones

Indra cotiza en máximos de 2018 y apunta a un 2023 con récord en ebit

  • El mercado prevé que la compañía cumplirá con su objetivo en el ejercicio del 2022
madridicon-related

La crisis que sacudió al Consejo de Administración de Indra quedó atrás el pasado octubre y desde entonces la compañía protagoniza su particular rally en bolsa en el que sube un 50% hasta los 11,66 euros en los que cerró este lunes (sube un 9,2% en el año). Un precio por acción que no se alcanzaba desde mayo de 2018. Pero el relevo en la cúpula de la compañía no es el principal catalizador de este cambio, sino que son las proyecciones de su negocio las que empujan a su cotización.

Indra cerrará sus resultados de todo el 2022 el próximo martes 28 de febrero. Las principales firmas de inversión no esperan sorpresas negativas en esta cita dado que la mayor parte de analistas dan por descontado que la compañía cumplirá con los compromisos fijados por Indra para el ejercicio del año pasado. Es decir, el consenso de mercado recogido por FactSet considera que los 3.600 millones de euros en ingresos se superarán ampliamente en 2022.

La guía del beneficio operativo (ebit) de 280 millones también se quedarían cortos -podría ser su mejor cifra histórica- y el flujo de caja (free cash flow) rondaría los 200 millones: un 15% por encima de lo estimado por la compañía para ese ejercicio fiscal. Los resultados hasta el tercer trimestre ya dieron pistas al mercado de que los números en Indra tenderían al alza en un entorno en el que las compañías vinculadas al ámbito de la seguridad adquieren mayor relevancia. "Indra a medio plazo se ve beneficiada del incremento del gasto en defensa de los países de la Unión Europea debido al conflicto entre Rusia y Ucrania", señaló el analista de Bankinter, Juan Tuesta.

Tal es el optimismo de las firmas que analizan a la compañía que esperan que este 2023 se consiga, con total probabilidad, un beneficio operativo nunca antes visto y por encima de los 315 millones de euros, según FactSet. Y también gracias al aumento del negocio y a los nuevos contratos firmados en la rama de defensa conseguiría eliminar su deuda neta, que en septiembre se situó en los 220 millones de euros -registró un ratio deuda neta entre ebitda de 0,7 veces no visto desde 2010-, durante el ejercicio en curso.

De las firmas de inversión que han actualizado su precio objetivo en lo que va de año ninguna estima que Indra deba cotizar por debajo de los 12 euros. Es más, el precio objetivo de consenso se sitúa en los 13,1 euros con lo que, a precios actuales, la acción tendría un recorrido por delante superior al 12% en un momento en el que la recomendación mayoritaria del mercado es la de tomar posiciones, según FactSet. Del mismo modo y por comparar su acción con las de sus mayores competidoras del mercado, las acciones de Indra cotizan más baratas que las de la media, que se sitúa en un PER (veces que el beneficio queda recogido en el precio de la acción) de 11 veces. Solo las francesas Atos y Actia Groups cotizan más baratas que la española.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud