Bolsa, mercados y cotizaciones

Las letras son el nuevo 'el dorado' del ahorrador

Madridicon-related

La imagen de la semana son colas en las puertas del Banco de España, en la calle Alcalá, para comprar una Letra del Tesoro que ofrece casi un 3%. Los ahorradores, con cita previa, prefieren la presencialidad para evitarse una comisión del 1,5 por mil con un máximo de 200 euros. La realidad es que podría decir que me sorprende la desorientación que tienen los españoles sobre el ahorro, pero si lo pienso bien creo que es hasta una excelente noticia que muestren su rebeldía a dejar en cuenta corrientes su dinero parado o en miserables depósitos bancarios cuando los tipos están subiendo. En julio al 0,5%; en septiembre, al 1,25%; en octubre, al 2%; en diciembre, al 2,5%; y ahora, al 3%.

Los ahorradores han encontrado en las Letras 'El Dorado' para la escasez de rentabilidad y se muestran más que satisfechos con lo que están haciendo. En realidad es un paso muy importante el que están dando. En mi caso, a mediados de los noventa, conseguí ahorrar un millón de pesetas, y recuerdo perfectamente como fui al Banco de España con mi talón con descuento (el millón era lo que te devolvían con el interés acumulado) para arrancar mi carrera como ahorrador.

Seguramente de no haber dado ese paso que me obligase a buscar mejores alternativas no me hubiese convertido en inversor. Quien compra hoy una Letra al 3% seguramente empiece a ser consciente dentro de un año que en realidad no ha ahorrado, si se confirma la previsión de inflación del 5,5% que mantiene todavía el BCE. Quizás también en este año empezará a percatarse que muchos fondos de renta fija ofrezcan más rentabilidad que esa Letra que ha comprado. Creo que el 4-5% va a ser sencillo de conseguir con un escenario en el que los tipos se estabilicen en EEUU en el 5% y en la UE en el 3,5%. No creo para nada, como hace mucha gente, que a finales del año veremos bajadas de tipos en EEUU. Si eso fuese así, fiesta grande para los fondos de renta fija.

Entiendo que un ahorrador que pasa de una cuenta a la vista o un depósito se haya acojonado cuando le hayan comentado la opción de un fondo de renta fija y eche un vistazo a la rentabilidad del año pasado, el peor de la historia en deuda. Pero la renta fija ha pasado de sufrir la larga travesía del desierto a volver a comer y beber con normalidad, y puede estar cerca de irse al Caribe con palmeras, hamacas y vista a un mar azul turquesa.

De momento ganamos para la causa letristas, quizás muchos de ellos se conviertan en fondistas de renta fija, y los que más riesgo quieran asumir y ganancias lograr serán bolsistas. El 7% anual es factible.

'El Dorado', por cierto, no era un lugar. Era el nombre que los españoles dieron a un cacique que se embadurnaba de oro en la laguna de Guatavita, cerca de Bogotá.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud