Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Final del 'criptoinvierno' o rebote del gato muerto? El bitcoin reconquista los 20.000 y desata la discordia en Wall Street

  • Bitcoin sube un 25% en lo que va de 2023
  • BlackRock ha invertido en la mayor criptomoneda del mundo este mismo mes

Las criptomonedas viven un momento dulce. Tras un 'criptoinvierno' que asestó un golpe letal a todo el sector, el año ha empezado con un fuerte rebote de las principales divisas digitales. De hecho, Bitcoin ya ha vuelto a reconquistar la cota psicológica de los 20.000 dólares por acción tras subir un 25% en lo que va de año y ya se sitúa en los 20.868 dólares. Ether ha subido, por su parte, un 27% en lo que va de año. En total, todo el mercado de las criptomonedas ha aumentado su valor en más de un billón de dólares en lo que llevamos de año.

Por otra parte, valores de menor tamaño y más volátiles están teniendo subidas espectaculares. Destaca el Token de Decentraland avanzando un 141% en solo trece sesiones. Decentraland es uno de los casos 'Metaverso' (Sandbox) más exitosos en lo que se refiere a compraventa de activos digitales en el mismo. Solana sube un 132% y Helium un 108%.

Los argumentos a favor de un Bitcoin y Ether alcista apuntan a la Fed. Una relajación de los tipos y una mayor liquidez en el mercado permitirían a los inversores no centrarse en activos más seguros y defensivos y apostar con más intensidad por otros como tecnológicas o criptoactivos. Esta relajación por parte de la Reserva Federal es una posibilidad que ha ganado enteros el último mes gracias a las declaraciones en ese sentido por parte de varios de sus miembros y a los últimos datos de la inflación, que han mostrado una importante relajación en la subida de los precios.

Raúl López, country manager de Coinmotion en España afirma que la última subida es consecuencia de las expectativas respecto a la Reserva Federal de EEUU. "Hay un gran optimismo con respecto a un posible relajamiento de los tipos de interés" y "los últimos datos de la inflación" han ayudado.

Pero López avisa de que hay un elemento clave que está pasando inadvertido. La llegada de "ballenas" a la inversión de criptomonedas (como en el caso de Blackrock) habrían sido directamente responsables de la subida del valor de activos como Bitcoin. 

BlackRock ha abierto posiciones en Bitcoin en uno de sus fondos 

El clima de subida de tipos fue uno de los elementos clave que provocaron el descalabro de las cripto el año pasado, cuando Bitcoin y Ether se dejaron un 65% y un 68% respectivamente. Otro de los elementos diferenciales que provocaron la sangría en 2022 fueron los casos de quiebras y fraudes en algunas de las empresas más importantes del sector, que provocaron una oleada de incertidumbre que se unió al ya difícil contexto. En ese sentido destacan la quiebra de FTX o el colapso de Terra Luna.

Ahora, con el Bitcoin subiendo, los analistas no se deciden entre si este avance responde a un simple rebote o si realmente el criptoinvierno ha tocado a su fin y Bitcoin ha emprendido un camino que mantendrá en el medio plazo. Las opiniones están completamente divididas y el debate ha entrado en una nueva dimensión después de que la semana pasada, el propio BlackRock ha abierto posiciones en Bitcoin en uno de sus fondos ( BlackRock Global Allocation Fund), apostando de lleno por una recuperación aún mayor del sector.

Subidas del 1.400% o caídas del 70%

Por un lado, Cathie Wood, ceo de Ark Invest ha insistido en una carta abierta que el contexto actual "genera oportunidades" y entre ellas destaca que Bitcoin y Ethereum "no han perdido el ritmo" y pueden ser un valor "disruptivo". Anthony Scaramucci, director ejecutivo de SkyBridge Capital ha sido más contundente en su última intervención en la CNBC afirman que este será "el año de la recuperación" y que "fácilmente podría ser un activo de 50,000 a 100,000 dólares durante los próximos dos o tres años". Otros como Tim Draper habla abiertamente de un Bitcoin en los 250.000 dólares este 2023 con una subida del 1.400%.

Desde el Hedge Fund español, Protein Capital, especializados en criptoactivos, se muestran positivos anticipando un alza del 100% este año, llegando en diciembre a los 30.000 dólares. Alberto Gordo, confundador de Protein Capital, defiende que "mantenemos la idea de que va a ser un año de acumulación. Para bitcoin los rangos de acumulación pueden ir desde 15.000 euros hasta 30.000, que es una revalorización de un 100%". A pesar de todo, el experto avisa de que hay muchos riesgos a nivel macroeconómico y que hay que tener cuidado con la actual subida porque "a priori no hay razones que la justifiquen".

"Con tasas de interés más altas, la atracción de tener o comprar Bitcoin u otras criptomonedas se vuelve menos atractiva"

En el otro lado de la balanza, Standard Chartered dijo en su último informe que en 2023 aún habrá fuertes caídas y apostó por una caída del 70% del precio del mismo para este año y llegar a los 5.000 dólares. "Cada vez más firmas y exchanges se encuentran con liquidez insuficiente, lo que llevaría a más quiebras y al colapso de la confianza de los inversores en los activos digitales".

Por su parte, MarkMobius defendió que caería hasta los 10.000 dólares alegando que "con tasas de interés más altas, la atracción de tener o comprar Bitcoin u otras criptomonedas se vuelve menos atractiva, ya que solo tener la moneda no paga intereses".

"Es algo frecuente en el mundo cripto. Se trata de la volatilidad histórica que llevamos más de una década viendo".

En esa misma línea, el experto criptoescéptico, David Gerard defiende que esta subida se debe a que "el mercado es delgado y fácilmente manipulable con los miles de millones de pseudodólares en monedas estables sin respaldo en bolsas extraterritoriales no reguladas".

Javier Castro- Acuña, Business & Financial Controller de Bitnovo relativiza tanto esta subida como la caída del año pasado afirmando que "es algo frecuente en el mundo cripto. Se trata de la volatilidad histórica que llevamos más de una década viendo".  

En ese sentido, Castro-Acuña avisa de que es muy pronto para sacar conclusiones de cara a este año. "Llevamos más de una década de crash en crash" y ahora, el experto avisa que hay serios desafíos "con un entorno macro de los peores que se recuerdan". A pesar de ello, "parece que la tendencia a largo plazo es ascendente y que esta tecnología continuará su expansión y adopción, pero siempre hay que ser cautos a corto plazo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud