Bolsa, mercados y cotizaciones

La Peseta Digital pierde un 99,9% de su valor en un año

Imagen: La Peseta Digital

El año 2022 está siendo un verdadero calvario para las criptomonedas y sus inversores. El mercado llegaba a máximos en diciembre del pasado año y ha encadenado una sucesión de caídas que ha llevado al mercado global de criptodivisas de capitalizar 2,2 billones de dólares a los 820.000 millones actualmente, casi una tercera parte. Pero incluso en las debacles hay diferencias: todas las grandes 'criptos' que no son stablecoins se dejan más de la mitad de su valor en 2022 y el bitcoin cae más de un 60%... pero La Peseta Digital, nacida en el verano de 2021, ha perdido el 99,9% de su valor en los últimos doce meses, cuando marcó su máximo histórico.

Este medio informaba hace justo un año de la espectacular revalorización que había acumulado la criptodivisa en pocos días. En solo una semana había cosechado un crecimiento del 120.000% después de que lograse que dos de las webs de referencia del mundo cripto, Coinmarketcap y Coingecko, empezasen a reflejar su cotización.

La divisa digital llegó a cotizar entonces a 0,0000041 dólares por unidad, es decir, se necesitaban 245.000 unidades para poseer un dólar. Actualmente, hacen falta más de 1.500 millones de unidades para lograr el equivalente a un billete verde. Dicho de otra forma: su capitalización global llegó a superar los 115 millones de dólares en su punto álgido, pero a día de hoy no llega a 30.000 dólares. "Prometemos que La Peseta es un activo confiable con un valor estable y siempre brinda oportunidades para hacer más dinero", señalaba una publicación en su cuenta de Twitter esta misma semana.

En la actualidad, apenas aparecen registradas 3.400 monederos digitales que guarden la criptodivisa, y los diez primeros aglutinan más de la mitad de los 47 billones de tokens (monedas) que emitió el proyecto.

Entre las formas que los promotores del proyecto han tenido para popularizar la divisa se encuentra el lanzamiento de un concurso el pasado mes de febrero en el que prometían entregar un millón de estas 'pesetas digitales' a las primeras 10.000 publicaciones en redes sociales que usase las etiquetas (hashtags) que ellos indicaban. Además, prometen una tarjeta de crédito cripto que "estará disponible en 2023". Su cuenta de Twitter publica casi exclusivamente en inglés e insiste en que operar con La Peseta Digital no tiene comisiones por transacción.

Pese a llevar operando desde verano de 2021, sus creadores no solicitaron el registro de marca hasta el Día de los Inocentes de 2021, el 28 de diciembre. Es decir, dos semanas después de su explosión en el mercado cripto. La Oficina Española de Patentes y Marcas no otorgó la concesión hasta el pasado 15 de septiembre de 2022, incluyéndose en la categoría de "servicios financieros, monetarios y bancarios; servicios de seguros; negocios inmobiliarios".

La marca está solicitada por Cripto Digital SL, una firma creada en septiembre de 2021 en el municipio mallorquí de Inca, dedicada a "la compraventa de bitcoins y en general de cualquier tipo de monedas virtuales a cambio de comisión a través de plataformas de internet", así como la "comercialización de todo tipo de productos informáticos". 

El CEO del criptoactivo, Luis Miralles, informaba la semana pasada en el grupo oficial en Telegram de la divisa en español, han creado una fundación relacionada con la divisa, lo que les permitirá "trabajar mucho más", pero aún tienen pendiente de aprobación "el registro de todos los objetos sociales" y el nombre de la misma.

Como ya informó este periódico hace un año, el origen de todo está en una tienda de Inca, Kuuzam, que en noviembre de 2020 ya anunciaba que aceptaba pagos en criptomonedas y posteriormente ofrecían asesoría en la compra de estos activos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud