Bolsa, mercados y cotizaciones

El espejo de las 'Protestas de Tiananmén': La bolsa china cayó un 30% en 1989

  • En 2022, Hong Kong y Shenzhen registran un descenso cercano al 25%
  • Las expectativas de un 'rally' de fin de año en el país están en entredicho
La tensión se deja notar en la bolsa china
Madridicon-related

Las protestas en China contra las medidas restrictivas del Gobierno para frenar la propagación del Covid-19 se han intensificado en las últimas horas. "Llevo casi 13 años en Shanghai y nunca he visto nada igual", aseguraba en declaraciones a Bloomberg un manifestante de la ciudad, que es una de las urbes empresariales más importantes del país.

Como era de esperar, "los disturbios civiles en las principales ciudades chinas en respuesta a la reimposición de las medidas de cierre han provocado una aversión al riesgo generalizada en los mercados", destacan desde el departamento de estudios y análisis de Monex Europe. La bolsas del país reaccionaron con descensos. El Shenzhen de Shanghái registró números rojos del 1%. Las pérdidas fueron superiores en Hong Kong, donde las caídas llegaron a superar el 4% durante los primeros compases de la sesión pese a que después se fueron frenando y acabó perdiendo únicamente un 1,5%.

Las dudas en los mercados chinos han favorecido la reaparición de viejos fantasmas del pasado en los mercados. Los sucesos de las últimas horas se han colado entre los que más trascendencia han tenido en Occidente desde las Protestas de la plaza de Tiananmén de 1989, en la que los estudiantes chinos fueron dispersados por la fuerza por el ejército chino. Por aquel entonces, el mercado de Hong Kong (del de la China continental no hay registros) reaccionó con descensos superiores al 30% en el periodo de tiempo que duró el movimiento social de protesta. Un porcentaje que, eso sí, luego fue recuperado: la bolsa honkonesa acabó registrando ganancias ese año.

"El desarrollo del fin de semana en China ha desbaratado nuestras expectativas de un rally de fin de año. Los posibles movimientos en los próximos días son difíciles de predecir, mientras los inversores digieren las incertidumbres sociales, pero con políticas económicas más acomodaticias y pandémicas", asegura Richard Tang, analista de investigación de renta variable en Asia, del banco suizo Julius Baer, quien explica que los inversores offshore o que invierten desde fuera de China, están siendo por lo general, más bajistas que los onshore, aquellos que invierten desde el país de origen.

"Los inversores offshore están preocupados por las posibles incertidumbres sociales y el aumento de la prima de riesgo de las acciones como resultado. Mientras tanto, algunos inversores onshore optan por ver la situación con un ángulo más constructivo, esperando que los desafíos se alivien en breve y que el mercado de valores se vea impulsado en última instancia por políticas económicas y pandémicas claramente más acomodaticias", destaca el experto.

Se complica la reapertura

Sea como sea, lo que queda claro es que los disturbios en China complican las expectativas sobre el camino del país hacia la reapertura. El mercado de Hong Kong acumula descensos cercanos al 6% desde que marcó máximos de los últimos meses y en lo que va de año ya pierde un 26%.

"China continúa registrando muchos casos diarios récord de Covid, lo que ha provocado que algunas ciudades endurezcan las restricciones de movilidad. Es probable que los informes de las protestas en China también resulten perjudiciales para la confianza", explican desde ING.

Por su parte, el vicepresidente de Moody's Investors Service, Martin Petch, asegura que las protestas "tienen potencial para afectar negativamente a la calificación crediticia del país si se prolongan y las autoridades responden con más fuerza. Aunque esta no es nuestra hipótesis de partida, supondría un mayor nivel de incertidumbre sobre el grado de riesgo político en China".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud