Bolsa, mercados y cotizaciones

Nike 'vapulea' a Adidas en el arranque del Mundial de Selecciones

  • La norteamericana, que es líder en facturación, 'ebitda' y márgenes, cuenta con la mejor recomendación de los analistas

Queda menos de una semana para que se dé el esperado pitido de inicio al Mundial de Selecciones y la máxima competición en el mercado de la ropa deportiva saca a relucir su tradicional escaparate en el terreno de juego del deporte rey. En el duelo deportivo, existen dudas de qué marca será la afortunada de vestir al equipo ganador, si será una camiseta Nike o Adidas. Las dudas quedan despejadas en el resultado fiscal, en el que Nike golea en la mayoría de aspectos. En bolsa, también cuenta con la mejor trayectoria anual y el mejor consejo de compra.

Las casas de apuestas se inclinan a favor de la textil norteamericana Nike, que además de duplicar en número de selecciones –concretamente 13 equipos– a su máxima competidora, Adidas; vestirá a la selección favorita para el título, la pentacampeona del mundo, Brasil. No hay que olvidarse de que también vestirá los colores del último ganador, la selección de Francia. Entre otras favoritas, la compañía del just do it diseñará las equipaciones de otras candidatas al título como Inglaterra o Portugal.

Por otro lado, la compañía de las tres bandas –sponsor oficial del mundial y dueña del balón– diseñará las equipaciones de seis selecciones entre las que destacan el conjunto español, la selección de Argentina, Alemania, Bélgica o la propia anfitriona Qatar –en este último caso no es necesario ser un gran analista para saber que lo tendrá mucho más complicado para llegar al último escalón del cuadro eliminatorio –. En el histórico, las selecciones que actualmente visten de Nike han ganado un total de 12 mundiales, mientras que las selecciones que lo hacen con los diseños de Adidas ostentan una cuantía de 7 títulos.

Trasladándonos al duelo financiero, las cuentas predican más de lo mismo. Nike doblega en ventas a su máximo rival, con unas estimaciones de facturación que rondan los 49.000 millones de dólares, frente a los 23.200 que ingresará la alemana. "El principal problema de Adidas, es su elevada dependencia al negocio en China –que constituye más del 15% de su facturación–, lo que ha obligado a rebajar sus objetivos previstos para finales de año", explica Banco Sabadell.

El escenario se vuelve aún más complicado para Adidas si contamos con la reciente noticia en el que se anunciaba el fin de las relaciones con el rapero y diseñador Kanye West y su franquicia Yeezy. Esta colaboración consistía en diseños de ropa, esencialmente dedicados a modelos de zapatillas, como las icónicas Yeezy Boost, uno de los principales puntos fuertes que tenía Adidas y que acostumbraba a colgar el cartel de "agotado". La ruptura ha significado un vacío de alrededor del 20% de sus beneficios totales –250 millones de euros–. Esto se verá reflejado, inevitablemente, en su resultado del año fiscal, según cuenta el analista James Grzinic de la firma Jefferies .

Nike registra caja este año

En apalancamiento operativo, Adidas sigue sin tomar la delantera. La norteamericana sigue con una posición privilegiada respecto a su máximo competidor, ya que, en lugar de generar deuda neta, lo hará generando una caja neta de 1.072 millones de dólares. Adidas, por el contrario, esperará cerrar el curso con un apalancamiento del 0,6%

Otro indicativo decisivo para analizar una compañía del sector retail son los márgenes sobre su beneficio operativo. En el caso de Nike, lidera con un margen ebitda del 12%, mientras que Adidas muestra un margen del 10%.

Con todo esto, Nike cerrará el conjunto del año con un beneficio bruto de 6.300 millones de dólares, mientras que Adidas lo hará rondando los 3.500 millones de dólares.

¿Habrá remontada en bolsa?

No ha sido el mejor año para las dos grandes marcas deportivas, las cuales el entorno inflacionista y las restricciones en el mercado chino han mermado la confianza del inversor. El escenario actual de Nike en este aspecto se muestra más favorable, con pérdidas que rondan el 35,5%, mientras que Adidas lo hace con caídas que rondan el 48%. El empate entre las dos firmas se da en el potencial alcista. Tanto Nike como Adidas obtienen un recorrido de apenas un 3%, con un precio objetivo de 107,21 dólares y 132 dólares respectivamente. Nike, en cambio, cuenta con el PER a 12 meses más vistoso para el inversor: 35,5 veces frente a las 43 veces de Adidas.

Si nos atenemos a lo recomendado por el consenso de analistas de Bloomberg, tendremos que marcar la primera casilla de la quiniela a favor de la norteamericana, con un 65% de los analistas aconsejando comprar, mientras que en Adidas más de la mitad de firmas optan por la opción retener posiciones.

Los años en los que se celebran este tipo de competiciones–Eurocopa y Mundial– suelen dar empujones alcistas a los gigantes del sector retail y ahí puede estar la clave de quién ganará en este aspecto a finales de curso. Adidas no lo tendrá fácil para doblegar la curva y el vacío que dejará Yeezy ya llevó a firmas como Keppler a rebajar su consejo a mantener posiciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud