Bolsa, mercados y cotizaciones

Binance anuncia que detiene la compra de FTX tras revisar sus cuentas

  • La empresa, con serios problemas de liquidez, podría verse abocada a la quiebra
  • "Nuestra esperanza era poder ayudar a los clientes de FTX pero no tenemos capacidad de ayudar"

La plataforma de trading de criptoactivos más importante del mundo, ha anunciado públicamente que detiene su oferta inicial de compra por su competidor, FTX, después de revisar sus cuentas. La firma lo ha reconocido en un comunicado oficial. FTX se encontraba en una auténtica crisis por falta de liquidez y esta compra era su salvación, una posibilidad que se desvanece con el anuncio de la empresa.

"Como resultado de las diligencias realizadas y de las últimas noticias sobre el mal uso de los fondos de los clientes y las posibles investigaciones de los reguladores, hemos decidido que renunciaremos a la adquisición de FTX", afirma la empresa en su Twitter. "Nuestra esperanza era poder ayudar a los clientes de FTX a proporcionar liquidez, pero los problemas están fuera de nuestro control o nuestra capacidad de ayudar".

Bloomberg informó el lunes de que FTX sufrió una fuerte retirada de fondos después de que su competidora Binance anunciara su intención de vender todas sus posiciones en el activo digital FTT, propiedad de la primera. El anuncio de Binance desató rumores sobre la solvencia de FTX y otras empresas vinculadas a esta última que tendrían en su balance un gran volumen de FTT, lo que ha afectado a su cotización.

FTX se consagró en muy pocos años como un titán del mundo cripto, logrando en menos de tres años amasar una capitalización bursátil de 40.000 millones de dólares con menos de 200 empleados en su momento. En las entrañas de la página se realizaban transacciones por valor de más de 12.000 millones de dólares al día. Su ceo, Sam Bankman-Fired era apodado en el sector como el Warren Buffet del mundo cripto.

Todas estas cifras no le han bastado para aguantar una caída masiva que ha golpeado duramente a todo el sector, con un descenso meteórico de los principales activos, FTX se ha adentrado en una crisis de liquidez y la intervención de Binance era más un rescate que una adquisición al uso.

Con este comunicado, Binance anunciaba su movimiento para hacerse con el control de uno de sus principales rivales. "FTX nos ha pedido ayuda. Hay un problema relevante de liquidez. Para proteger a los usuarios, hemos firmado una carta de compra no vinculante, con la intención de completar la operación y comprar FTX", ha detallado el consejero delegado Changpeng Zhao, en su red social.

Este 'drama' entre algunos de los principales actores del sector ha provocado en los últimos días nuevas caídas para Bitcoin y Ethereum. La primera (que ya se ha dejado un 73% desde máximos anuales) cedía en la noche del miércoles un 11,78%, mientras que Ethereum un 12,85%, ampliando el suelo que llevan profundizando los últimos meses.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud