Bolsa, mercados y cotizaciones

Koplowitz afianza su apuesta por Inditex y sale de Metrovacesa y Zardoya Otis

  • Su inversión en Inditex asciende a 2,3 millones de euros, un 0,44% de su cartera
Alicia Koplowitz. Foto: Archivo.

Alicia Koplowitz ha abandonado el capital de Metrovacesa y de Zardoya otis en el segundo trimestre del año, al mismo tiempo que ha consolidado su participación en Inditex, compañía en la que irrumpió en los primeros meses del año.

En concreto, la sociedad de inversión colectiva (sicav) Morinvest, propiedad de Koplowitz, contaba con una inversión de 2,6 millones de euros a cierre del pasado mes de marzo en la promotora inmobiliaria Metrovacesa, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, a cierre de junio, esta inversión se había reducido a cero. El magnate mexicano Carlos Slim, que controla FCC, lanzó una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por el 24% de Metrovacesa, que concluyó con una aceptación del 48%.

Respecto a la empresa de ascensores Zardoya Otis, su participación en estos últimos tres meses ha pasado de cerca de 4 millones de euros, cuando representaba en torno al 0,7% de su cartera total, a cero euros.

En cuanto a su inversión en Inditex, asciende ahora a 2,3 millones de euros, un 0,44% de su cartera. En el primer trimestre irrumpió en la firma textil con una participación de 3,6 millones de euros.

Cellnex (12 millones de euros), Proeduca Altus (15,7 millones), Profithol (2,7 millones), FCC (3,3 millones), Endesa (4 millones) y Telefónica (1,5 millones) son el resto de compañías españolas en la que Koplowitz tiene una posición abierta, que concentran el 7,7% de sus inversiones.

En compañías extranjeras tiene otro 22,3%, destacando Berkshire Hathaway, la firma de inversión de Warren Buffett, en la que Koplowitz tiene invertidos 8,8 millones de euros. También destaca Alphabet, la matriz de Google, con otros 8,8 millones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.