Bolsa, mercados y cotizaciones

Más de 7.700 millones acaban en fondos de renta fija en el peor semestre de la historia

  • Es la categoría de fondos que más dinero capta en el semestre...
  • ...y lo hace en el peor semestre para la renta fija de la historia

La renta fija ha vivido el peor semestre de la historia, con pérdidas que alcanzan el 14% en una cartera de deuda global, que recoge bonos de todo tipo y regiones con grado de inversión. Nunca se ha perdido tanto en un periodo similar. Sin embargo, esto no ha impedido que los fondos de inversión centrados en este activo se hayan convertido en la categoría que más dinero atrae este año en nuestro país: más de 7.750 millones de euros, según los datos adelantados de Inverco a cierre de junio, y con mucha diferencia respecto a la segunda (la de fondos de renta variable internacional, que logran unos 1.600 millones en el año).

Los fondos de renta fija han captado en solo seis meses, de hecho, prácticamente la misma cantidad que en todo 2022. Entonces atrajeron algo más de 7.900 millones.

Las razones que podrían estar detrás de esta preferencia hacia la deuda respecto a otro tipo de vehículos son varias. Una de ellas es que "las entidades han ofrecido fondos de renta fija a quienes buscaban seguridad", explicaba hace unos días Víctor Alvargonzález, director de estrategia de Nextep Finance, a elEconomista.es, y se han encontrado, sin embargo, con abultadas caídas. La recomendación lanzada por esta firma de asesoramiento independiente a sus clientes ya hace meses, cuando vieron las primeras presiones inflacionistas, fue la de evitar los fondos de renta fija y refugiarse en monetarios de corto plazo, así como utilizar productos que apuestan por la subida de los tipos de interés, pero "si vives de las comisiones de los fondos que recomiendas, los monetarios no dejan suficiente comisión al vendedor", explicaba entonces.

¿La oportunidad se acerca?

El segundo motivo es que la caída que se ha producido en el precio de los bonos, ante el nuevo escenario planteado por los bancos centrales, que se han propuesto domar a la inflación a golpe de subidas en los tipos de interés, también ha impulsado las rentabilidades de la deuda hasta niveles que, para algunas gestoras y bancos de inversión, empiezan a ser atractivos, aunque la mayoría opta por mantener la prudencia por prever más volatilidad a corto plazo. La realidad es que solo en junio, los fondos de renta fija han captado casi 1.300 millones de euros, con una clara preferencia hacia los de largo plazo, donde han entrado 2.700 millones de euros, en detrimento de los de corto plazo, de dónde han salido 1.400 millones.

Del 1,3% al 2,8%

La expectativa de rentabilidad que existe ahora para una cartera global de renta fija a vencimiento es del 2,8%, según el Bloomberg Global Aggregate Index, y llegó a superar, incluso, el 3% hace dos semanas. Cuando empezó el año, este porcentaje era de solo el 1,31%. Ese incremento en el rendimiento esperado se repite la mayoría de referencias dentro del universo de la renta fija.

"El escenario base de que el crecimiento de Estados Unidos se ralentice lo suficiente como para permitir que el tipo de interés de los fondos de la Fed alcance un máximo justo por encima del 3% es positivo para los mercados de bonos", indican desde Axa Investment Managers. "Sugeriría que los rendimientos de los bonos a largo plazo han subido lo suficiente y permitiría que la volatilidad de los tipos de interés disminuyera. Así, los inversores se sentirían más seguros a la hora de añadir duración a sus exposiciones a los bonos y los rendimientos totales empezarían a ser más positivos, después de haber experimentado las peores caídas que se recuerdan", añaden.

Esa volatilidad a la que aluden los expertos que acompañará a la renta fija se ha vuelto a observar en los últimos días, a medida que el mercado ha comprado la idea de que la economía entrará en recesión. Lo que se ha traducido en compras, otra vez, de deuda (con la correspondiente subida de precios y bajadas de rentabilidades), ante la expectativa de que esa posible recesión obligue a los bancos centrales a levantar el pie del acelerador en su camino hacia tipos de interés más altos. En los primeros días de julio, la deuda global logra avanzar un tímido 0,46%.

Buenaventura y la renta fija

La complicada situación que atraviesa este año la renta fija llevó a Rodrigo Buenaventura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a reflexionar, durante un acto celebrado por elEconomista.es, sobre el hecho de que el 40% de las carteras de los fondos españoles se encuentre en activos de renta fija. Se trata de cuatro puntos menos que en 2020 "pero aun así elevada", dijo. "Las carteras tienen, como sus participes, un perfil claramente conservador. En contextos como actual es especialmente necesario recordar a los inversores la idea de que la renta fija no es fija y, por tanto, que pueden presentarse pérdidas en ese instrumento sobre todo ante inversión en duraciones elevadas", dijo Buenaventura, a la par que recalcó la importancia de que, en la comercialización de productos e inversión los clientes reciban una explicación clara del riesgo de mercado en esta tesitura.

Según los datos adelantados de Inverco, los fondos de renta fija acumulan una caída del 4,26% en el año. La de los mixtos de renta fija, que invierten el grueso de su cartera en este activo pero destinan una porción a la renta variable y llegaron a venderse como alternativa al depósito, ascienden hasta 7,8%.

Consulte el comportamiento de todos los fondos de renta fija

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin