Bolsa, mercados y cotizaciones

La CNMV vigilará la promoción de productos de alto riesgo en los eventos deportivos

  • Analizarán incluso si es necesario crear regulación nueva
  • Abordará en una consulta pública la posibilidad de limitar o prohibir la venta de CFD a minoristas
  • Una cuarta parte del patrimonio en fondos ya es sostenible
Rodrigo Buenaventura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores

Rodrigo Buenaventura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha asegurado durante su comparecencia ante la Comisión de asuntos económicos y transformación digital en el Congreso de los Diputados, que todos debemos contribuir a la lucha contra el fraude financiero. "Estoy pensando, por ejemplo, en los deportistas y en los organizadores de competiciones deportivas. Incrementaremos la vigilancia en este ámbito, e incluso analizaremos si fuese necesaria regulación nueva, para evitar que la promoción de entidades no autorizadas o de productos de alto riesgo en eventos deportivos, diseñada para financiar a los clubes o las organizaciones, ponga en peligro los ahorros de los seguidores y los aficionados", ha explicado.

Buenaventura también abordó el fenómeno de las criptomonedas, el cual no considera, a día de hoy, "sistémicamente preocupante", aunque eso no significa que no lo pueda ser en unos pocos meses o años. "Su reducida dimensión sistémica no significa que no sea preocupante desde la perspectiva de la protección del inversor minorista: lo es, y mucho", sentenció.

Según varias fuentes a las que aludió Buenaventura, la valoración conjunta de las criptomonedas está próxima al billón de dólares a escala mundial, tras las caídas de mayo y junio. "No llega ni al 1% de la capitalización total de las bolsas mundiales a cierre de año", señaló. A escala española, las estimaciones del regulador apuntan a que cerca de un 7% de los españoles han comprado alguna vez una criptomoneda, pero el saldo invertido no supera el 5% de los patrimonios financieros en la mayoría de los casos.

Pero además, la clave está en que, a diferencia de lo que ha ocurrido en otras burbujas, estos activos –que en realidad no son tal porque no contienen derechos, no están respaldados y su precio futuro depende básicamente de que entren continuamente más inversores– no parecen formar una parte sustancial de las carteras institucionales ni del activo de los fondos de inversión, las entidades financieras o de seguros.

"Quienes apuestan o juegan con criptomonedas conocen que son activos con elevadísimo riesgo y sin regulación (...). Lo saben porque los supervisores españoles (CNMV y Banco de España), los europeos (ESMA) y el Gobierno llevamos advirtiendo públicamente de ello incesantemente desde 2018", incidió Buenaventura. "Y lo saben a ciencia cierta desde febrero de este año, al menos en España, porque somos el único país del mundo que obliga a los anunciantes de estos activos a incluir una advertencia explícita en toda publicidad de criptomonedas", continuó. Desde su puesta en marcha han analizado en profundidad 58 casos, de los que 40 se han iniciado a petición de las propias entidades. Ello ha supuesto la revisión de 411 piezas publicitarias, y la recepción de 26 consultas con dudas acerca de la correcta aplicación de la circular.

Buenaventura recordó la importancia de tener una regulación que establezca los requisitos que deben cumplir las empresas que emiten, distribuyen, custodian o negocian criptoactivos, no solo criptomonedas. Esta regulación está ya casi ultimada y se llama MiCA.

Consulta pública sobre CFD

Además, también recalcó los esfuerzos de la CNMV en detectar casos de comercialización agresiva entre minoristas de productos como los CFD's y en ponerlo en conocimiento del supervisor de origen. El resultado es que han conseguido interrumpir la actividad de 7 entidades de este tipo en 2021. "La solución pasa por modificar la normativa europea MiFID para reforzar la supervisión en los países de origen y la información a los de destino, cosa que es difícil de conseguir con el esquema actual legal", puntualizó. "Mientras eso sucede, tenemos el propósito de hacer una consulta pública sobre la posibilidad de restringir o prohibir en España, por parte de entidades españolas o comunitarias, la comercialización a minoristas de este tipo de productos, en la línea de lo que ya se ha hecho en Bélgica o Francia", desarrolló.

Fondos sostenibles

Otra de las mayores transformaciones financieras a las que hizo alusión Buenaventura tiene que ver con la sostenibilidad, con la incorporación de elementos ASG (Ambiental, Social y de Gobernanza) en los mercados financieros. 

En el ámbito de los fondos de inversión, 176 fondos españoles se enmarcan en el llamado "artículo 8", que son productos que promueven la sostenibilidad, frente a 7 fondos que se clasifican en el artículo 9, al incluir inversiones sostenibles; con un patrimonio de 68.400 millones de euros, lo que supone casi una cuarta parte del total del patrimonio. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin