Bolsa, mercados y cotizaciones

Walter Scott (BNY Mellon): "No somos puro 'growth' ni 'value', seguimos el crecimiento a precios razonables"

  • "Nuestra estrategia es no cambiar la cartera debido a lo que sucede ahí fuera"
Murdo MacLean, gestor de inversiones para clientes en Walter Scott, boutique de BNY Mellon

Murdo MacLean es gestor de inversiones para clientes en Walter Scott, boutique de BNY Mellon desde 2006. Con cuarenta años de experiencia a sus espaldas, la firma escocesa define su estilo en renta variable como conservador, con un fuerte sesgo a negocios de calidad. Su fondo BNY Mellon Long-Term Global Equity Fund es uno de los más vendidos de la gestora en España. Con datos de Morningstar, a 8 de junio, obtiene rentabilidades anualizadas del 10% a 5 y 10 años. Consulte y compare los mejores fondos.

¿Cómo es su proceso de inversión?

Compramos y mantenemos acciones a largo plazo. No necesitamos tener un porcentaje en un sector o una geografía concreto. Si encontramos un buen negocio realmente no importa de dónde es o qué hacen, pero queremos tenerlo en cartera.

¿Cuál es la media de permanencia?

La media de los periodos de permanencia en cartera es de unos diez años, lo que es bastante largo plazo. Las inversiones más exitosas han estado incluso más tiempo.

¿Cómo se definen en términos de estilo?

Queremos encontrar buenos títulos de empresas excelentes con un gran crecimiento, pero no queremos pagar demasiado por ellos. No somos puro growth ni inversores value, seguimos el crecimiento a precios razonables.

¿Cómo selecciona a las compañías?

Hacemos nuestro propio análisis financiero, nos reunimos con las empresas antes de invertir. No hay un gestor súper estrella, tenemos un equipo de veinte profesionales en el equipo de research que se reúne y discute la idea. Y sólo si todos están convencidos de invertir lo hacemos, porque la vamos a mantener diez o veinte años.

"Si una sola persona del equipo identifica que hay riesgo, es suficiente para vender"

¿Cómo gestionan el riesgo a largo plazo?

Si una sola persona identifica que hay riesgo, eso es suficiente para vender, aunque sea una idea de alta convicción. Tenemos flexibilidad para evitar la complacencia de mantener valores demasiado tiempo.

¿Cuál es la distribución de su cartera en este momento?

Aproximadamente el 50% está en Estados Unidos. Luego tenemos una exposición razonable a Japón y a Europa. Nos gustan porque son internacionales, no por su pasaporte. Aunque no encontrarás demasiadas compañías emergentes porque creemos que los negocios occidentales son una forma más segura de jugar. Preferimos ser conservadores.

¿Qué le diría al inversor conservador que pierde dinero en 2022?

Tenemos un historial de 40 años. Nuestra estrategia es no cambiar la cartera debido a lo que está sucediendo fuera. Seleccionamos compañías que tienen cualidades que les permitirán superar la mayoría de contratiempos que puedan suceder en el mundo, ya sea la guerra, los precios de las materias primas o una pandemia. Si eres un inversor como cliente final, mejor no mirar las pantallas día a día y hacerlo a largo plazo, entender lo que hacen las compañías en las que invertimos. Eso es lo que hacemos.

"Nuestra estrategia es no cambiar la cartera debido a la que está sucediendo ahí fuera"

Precisamente por estar enfocados en el largo plazo, ¿cómo les ha afectado el Covid a sus inversiones?

Hemos tenido una exposición decente a tecnología y salud que operan con viento de cola. Todas se han visto afectadas, pero algunas lo han gestionado mejor. Así que nuestros niveles de convicción sobre esas empresas están subiendo. Y no todas han estado bien posicionadas. Inditex ha pasado un tiempo difícil con las tiendas cerradas, pero probablemente tiene la mejor plataforma de compras online y cadenas de suministro muy eficientes que les hacen destacar frente a cualquier otro fabricante de ropa del mundo. Hay muchos tipos de negocios diferentes en la cartera, pero la mayoría de ellos han cumplido nuestras expectativas. Creo que entramos en un momento de más desafíos con los cuellos de botella de la distribución, la inflación, el Covid, los tipos de interés... Sólo las mejores empresas pueden manejar estas circunstancias.

¿Cuál es su mayor preocupación para el mercado en la segunda mitad del año?

Creo que las subidas de tipos son preocupantes porque me parece perfectamente razonable que los bancos centrales quieran intentar enfriar las economías. El problema es que no saben realmente hasta dónde tienen que llegar para conseguir el equilibrio perfecto. Así que hay una gran posibilidad de que vayan demasiado lejos y entonces se produzca una recesión.

"Tenemos 50 títulos, normalmente cambiamos dos o tres al año"

¿Está encontrando buenas oportunidades en este difícil entorno?

Tenemos 50 títulos, normalmente cambiamos dos o tres al año, y tenemos seis o siete firmas en este momento que están llamando a la puerta de la cartera. El trabajo para nosotros es decidir cuántas comprar. Cuanto más tiempo el mercado siga débil, más oportunidades habrá. Creo que en 2009, tras la crisis financiera mundial, hicimos más cambios de los que normalmente haríamos porque todo estaba a precios de derribo. Si seguimos en un entorno en el que las acciones sean cada vez más baratas, esto hace que los buenos negocios que estamos mirando sean más atractivos y también nuestra cartera.

¿Puede citar algunas de las firmas europeas que tiene en cartera?

Tenemos firmas de consumo como Compass en Reino Unido, L'Oreal, Nestlé, Novo Nordisk en Dinamarca o, Kone, en Finlandia. Nada en Rusia. Experian, que es un negocio de crédito. LVMH es una de las formas en las que jugamos con el crecimiento de los mercados emergentes.

¿Cuál es el perfil de sus inversores?

Tenemos los dos pilares. Cliente institucional, como fondos de pensiones, empresas gubernamentales o instituciones benéficas, etc... y una buena base de minoristas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin