Bolsa, mercados y cotizaciones

Meta abandona el nombre bursátil de FB mientras los inversores abandonan el metaverso

  • El mayor ETF de empresas del metaverso ha caído un 39% interanual
Foto: Dreamstime.

Desde hace meses, las miradas de Wall Street están centradas en el metaverso, que promete ser la nueva gran revolución tecnológica. Algunos analistas prevén que su valor podría alcanzar los 13 billones de dólares para finales de esta misma década. Pero hay un grupo de personas que no se han subido todavía al carro de la locura: los inversores.

El pasado mes de octubre, Facebook, uno de los principales entusiastas de esta tecnología, cambió su nombre a Meta Platforms y prometió centrar sus inversiones en la infraestructura del metaverso, destinando miles de millones de dólares. El siguiente paso en la transformación llegó este jueves, con el cambio de su símbolo bursátil de FB a META.

Por ahora, sin embargo, el escepticismo sobre la rentabilidad de este entorno es alto: el ETF Roundhill Ball Metaverse, el mayor de los siete fondos cotizados en la bolsa de EEUU que siguen a las acciones relacionadas con este mundo, se ha desplomado un 39% en los últimos 12 meses. Y el cambio de nombre no le ha sentado bien a Meta: sus acciones han caído más del 50% desde el pico que marcó en los tiempos de Facebook.

El riesgo es que la promesa de un nuevo mundo acabe siendo una exageración que cueste miles de millones a los inversores, como ocurrió con las primeras empresas online en la burbuja puntocom y el blockchain más recientemente. Todavía no hay ninguna señal que indique que los usuarios de las redes sociales tienen la más mínima intención de saltar a la nueva tecnología, e incluso si algún día lo hicieran, es imposible saber si los seguirán los anunciantes, según advierte Ali Mogharabi, analista de Morningstar Investment Service.

"El metaverso sin duda será más grande de lo que es ahora. Pero si acaba por reemplazar a las redes sociales y los usuarios comienzan a usar las versiones del metaverso de Instagram o Facebook en vez de las de sus móviles, eso es algo que está aún por verse", dijo en una entrevista.

Palabra de moda

Cuando Mark Zuckerberg se lanzó de cabeza a la idea de construir un metaverso el año pasado, el nombre pasó de ser un invento de nicho a convertirse en una de las palabras de moda en Silicon Valley. Un estudio realizado por la firma de investigación GlobalData muestra que la cifra de empresas a nivel mundial que mencionaron la palabra "metaverso" en sus presentaciones en el primer trimestre aumentó un 40% respecto al año anterior.

El cambio de Facebook también impulsó a las acciones de varias empresas que se esperaba que se beneficiaran del metaverso: el fabricante de chips Nvidia y la empresa de juegos Roblox, que duplicaron sus precios el año pasado. Pero entonces llegaron la invasión de Ucrania y las subidas de tipos de la Fed, y el mercado se giró. Y en un entorno bajista, los inversores han huido de las acciones más especulativas en busca de alternativas más seguras. El metaverso ha sido uno de los principales perjudicados por este giro.

El mayor problema es que todavía no existen modelos de negocio rentables a gran escala para una empresa centrada en el metaverso. Nvidia y Roblox se han desplomado un 44% y un 76%, respectivamente, desde sus máximos.

En Citigroup, el analista Andre Lin aconseja a los inversores que apuesten por las empresas que desarrollan 'los ladrillos y el cemento' tecnológicos con los que construir el metaverso. "A corto plazo, los operadores de telecomunicaciones y los proveedores de equipos parecen ser las opciones más atractivas en el metaverso, ya que el mayor consumo de datos elevará sus ingresos", escribió Lin. Cuando hay una fiebre del oro, invierte en picos y palas, como dice el antiguo dicho.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud