Bolsa, mercados y cotizaciones

La poca gestión alternativa que escapa de la guillotina

El objetivo de los fondos de gestión alternativa, donde se incluyen los fondos de retorno absoluto, que captan 700 millones de euros este año en España, la tercera categoría que más, es muy atractivo: intentar obtener rentabilidades positivas absolutas con independencia de lo que haga el mercado.

En la teoría da igual que este suba o baje porque gozan de una amplia flexibilidad en su política de inversión y en los instrumentos que pueden utilizar para lograrlo. Sin embargo, en la práctica, en los mercados en los que todo cae y deberían ser los ganadores, muy pocos se salvan de la guillotina. Según datos de Morningstar, hasta el 27 de mayo, tan solo hay siete capaces de aguantar en positivo en años de extrema volatilidad, como fueron 2018, 2020 o, incluso, 2022.

El cajón de los fondos de gestión alternativa, con liquidez diaria, que buscan ese objetivo de retorno absoluto, es muy heterogéneo. En él se incluyen, por ejemplo, las estrategias de arbitraje, que tratan de aprovechar las ineficiencias en los mercados que generan las diferencias de precio en un activo. "Esta diferencia se puede producir, por ejemplo, si un activo cotiza en dos bolsas (Europa y EEUU) o si cotiza en distintos tipos de mercado (derivados y contado)", explica Victoria Torre, responsable de contenidos, productos y servicios de Singular Bank. Pero también se incluyen las estrategias de long-short, que tratan de aprovechar la dirección del mercado tanto al alza como a la baja con posiciones compradoras (largas) como vendedoras (cortas); las de mercado neutral (market neutral), que intenta cubrir al máximo el riesgo de mercado, tomando posiciones compensadas; o las de event dreven, entre otras, que tratan de sacar partido de eventos corporativos tales como operaciones como fusiones o absorciones, o de empresas con dificultades por las que se hace una apuesta por su supervivencia...

Ante la complejidad de estos fondos, es recomendable valorar la pérdida máxima que han sufrido en un momento dado, para saber si, llegado el caso, se estaría dispuesto a asumirla; así como su volatilidad, que es aconsejable que no supere el 2,5% en los perfiles más defensivos. "Es importante saber que son productos no garantizados; aun siendo estrategias que intentan recoger un porcentaje de las subidas y proteger el patrimonio en las bajadas. Son productos no garantizados que pueden ver reducido su patrimonio ante las caídas de mercado", recuerda Torre.

Esto es lo que sucede este año. Aunque este tipo de fondos se comporta en conjunto mejor que la renta fija -que pierde alrededor de un 11% en el año en el caso de la global-, o que la propia bolsa -con la mayoría de mercados en números rojos en el saldo anual-, no consiguen aguantar en positivo. Pierden, de media, un 0,6%. Su balance en otros episodios de volatilidad también es agridulce.

En 2020, el año del inicio de la pandemia, que provocó una fuerte corrección inicial en todos los activos y una posterior recuperación, los fondos de gestión alternativa ganaron un 1,24%. En 2018, en cambio, idóneo para cumplir con su propósito de preservar el capital en un mercado en el que ni la bolsa ni los bonos servían como refugio, perdieron un 4,7%.

Su punto fuerte reside en que son capaces de aportar diversificación a las carteras y para ello utilizan muchas veces instrumentos financieros distintos a las acciones o las emisiones de deuda (pueden incluir, por poner algún ejemplo, algunos más exóticos como swaps o futuros del VIX). Sin embargo, la falta de contundencia en sus resultados en el pasado en fuertes vaivenes del mercado provocan cierto escepticismo entre algunos expertos, que ven más sentido a incluir en cartera fondos clásicos de bolsa y renta fija que hayan demostrado en el pasado consistencia en sus rentabilidades.

Gestión alternativa que sí resiste

Hay excepciones que sí consiguen su propósito. Entre los disponibles a la venta en España, en euros, que han aguantado 2018, 2020 y este año en positivo, una de ellas es Amundi Fds Volatil Wld F2 EUR H C, que busca rentabilidad absoluta a través de una exposición flexible a la volatilidad de los mercados de renta variable mundiales. Concretamente, tiene el objetivo de superar (después de deducir los costes) al índice USD LIBOR 1-month más un 3% anual durante el periodo de tenencia recomendado, de tres años, a la vez que ofrece una exposición al riesgo controlada. En su caso, este año se anota una rentabilidad del 5%, tras ganar un 26% en 2020 y un 1,14% en 2018.

El siguiente fondo con mejor comportamiento en 2022 es Lemanik SICAV Global Strat R Retl EUR B, que se marca como objetivo una rentabilidad anualizada del 3% por encima de su índice de referencia, el Eonia. Según los últimos datos disponibles en Morningstar, un 10,45% de su cartera está en acciones (de este porcentaje, un 2,06% está invertido en corto), un 61,22% en obligaciones, y un 25% en efectivo -el resto lo engloba en otros-. Por regiones, da mayor peso a la zona euro, que supone un 40% de la cartera, seguido de Canadá, Asia emergente, África y Estados Unidos, en ese orden. De momento, en lo que va de año gana también más de un 4%, después de salvar los muebles en las dos anteriores crisis de mercado. Con una rentabilidad mayor al 4%, también, está Lumyna-MW Systmtc Alp UCITS EUR D1 (acc), con cuatro estrellas Morningstar sobre un total de cinco, que pertenece a la gestora de Generali, y trata de proporcionar retornos absolutos constantes y no por encima de los de un índice de referencia. En 2020 obtuvo un 7,02% y en 2018, un 1,06%.

Tras ellos se encuentra Pictet TR - Agora P, que pertenece a la categoría de market neutral. Invierte principalmente en acciones, que estén domiciliadas, tengan su sede o ejerzan la parte predominante de su actividad económica en Europa. Entre sus principales posiciones se encuentran CFDs en Glencore, en Total Energies, acciones de STMicroelectronics, Telecom Italia y Bayer. Además de en los periodos analizados, el fondo también logra estar en positivo en un periodo de 3 y 5 años, con retornos anualizados del 1,5% y del 1,8%, respectivamente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin