Bolsa, mercados y cotizaciones

La inversión en 'value', la opción menos mala en una bolsa aún sobrevalorada

  • La bolsa americana aún cotiza más 'cara' que su media de 2 décadas
Foto: Pixabay

El año 2022 está siendo uno de esos periodos que los inversores preferirán olvidar tan pronto como cambiemos el calendario. Los grandes índices mundiales sufren importantes retrocesos en lo que va de año. Las referencias negativas se amontonan, como el hecho de que el S&P 500 se haya anotado su séptima semana consecutiva de caídas por primera vez en más de dos décadas, y las perspectivas a medio plazo no son más halagüeñas.

Los grandes índices estadounidenses se dejan entre un 11,4% (Dow Jones) y un 24,5% (Nasdaq Compuesto), mientras el Eurostoxx 50 retrocede un 13,8%, el China A50 pierde un 15,3% y el Nikkei 225 mengua un 8,21%. Solo algunos selectivos latinoamericanos y el británico FTSE 100 permanecen en verde en lo que llevamos de año.

Esto podría llevar a pensar que finalmente ha pinchado la burbuja bursátil de lo que los más agoreros llevan hablando al menos desde que Trump llegó a la presidencia de EEUU en 2017. Pero los fríos datos señalan que aún puede quedar desierto que recorrer para los inversores.

Según datos recogidos por FactSet, el S&P 500 cotiza con un PER (número de veces que el beneficio por acción está contenido en el precio de la acción) de 16,8 veces, lo que aún supera la media de las últimas dos décadas, ubicado en 15,7 veces. Por tanto, la bolsa estadounidense sigue cotizando más 'cara' que su media de los últimos 20 años, aunque se ha abaratado con respecto a su pico de septiembre de 2020, cuando el PER llegó a ser de 24,1 veces.

En este sentido, desde Citigroup consideran que se empieza a vislumbrar el final de la burbuja, a la que se habría entrado en octubre de 2020. La cifra seguirá menguando previsiblemente según la Reserva Federal vaya subiendo los tipos de interés y la economía se ralentice.

Pero el sufrimiento no se está repartiendo por partes iguales en la bolsa. Los títulos de crecimiento - y de ello está dando buena cuenta el Nasdaq - son quienes se están llevando la peor parte. Los gigantes, especialmente los tecnológicos, se enfrentan a caídas de más del 30%, como es el caso de Amazon, por no hablar de un Netflix que pierde casi un 70% en este 2022. Del Nasdaq 100, apenas una quincena de valores se mantiene en positivo en el año.

La diferencia se aprecia aún más claramente si se comparan los índices especializados en las compañías 'value' y las 'growth'. El Russell 1000 Growth se deja un 23,8% en 2022, mientras que su homólogo de títulos de valor limita sus caídas al 8,15%. Algo similar ocurre en Europa, donde el Euro Stoxx Total Market Growth pierde un 19,9% y el 'value' se deja un 7,4%.

También se aprecian diferencias notables entre los índices de gran capitalización y los menores. Mientras el S&P 500 retrocede un 16% en el año, el Russell 2000 lo hace cinco puntos porcentuales peor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin