Bolsa, mercados y cotizaciones

Los pocos fondos mixtos que ofrecen un buen resultado en un año tóxico para la renta fija

  • Entre los de mejor rendimiento aparecen productos de gestoras españolas como Cartesio, Dux o Dunas Capital
Madrid

Los primeros meses del año han dejando un mal sabor de boca a los inversores, sobre todo a los conservadores, aquellos que no se deciden a colocar su dinero enteramente en los activos más arriesgados para evitar los sustos. Este año no están equivocados, pero el problema es que a las abultadas caídas de los índices bursátiles, con muy contadas excepciones, se han unido las pérdidas acumuladas en la renta fija, debido a la rebaja por precio que están sufriendo los bonos, ante el proceso de subida de tipos de interés iniciado en EEUU y Reino Unido, y el más que probable que se producirá en la zona del euro en julio, para relajar las presiones inflacionistas.

Esta situación ha dejado los fondos mixtos, el vehículo que tradicionalmente utilizan los inversores conservadores que desean tener algo de exposición a renta variable, con un aspecto poco apetecible y con rendimientos difícilmente digeribles. Los fondos de este tipo de perfil más cauto, según la clasificación de Morningstar, pierden de media un 5,6%, mientras que los más agresivos, aquellos que pueden invertir un porcentaje más elevado en bolsa, sufren una caída del 11,5%. Los de perfil moderado caen un 8,14%, mientras que los flexibles se dejan un 7,5% en el año, con datos de Morningstar a 9 de mayo.

La gran mayoría de estos fondos se encuentran en terreno negativo, pero algunos han sabido mantener un aspecto apetitoso dentro de una variedad de productos que están quedándose con una pinta poco apetecible e incluso indigesta. Y entre los mejores se encuentran los de gestoras españolas. En el caso de los fondos más agresivos, por ejemplo, Rural Mixto 75, es uno de los que han podido contener las pérdidas por debajo del 4%.

Los bonos ya han descontado gran parte de las subidas de tipos que se avecinan

"Nuestro posicionamiento ha sido un 65% aproximadamente en renta variable, un 29% en renta fija y el resto, liquidez. En renta variable, mayoritariamente tenemos compañías pertenecientes al Ibex 35 aunque también tenemos valores como Unicaja, Sacyr, Arteche, FCC o Logista, entre otros. En renta fija, tenemos una posición mayoritaria en deuda pública y una posición minoritaria en renta fija privada. La duración media de la renta fija es de 1,35 años y hemos mantenido duraciones cortas para mitigar el riesgo de tipo de interés, y la TIR es del 1,2%", apunta Carlos Camacho, cogestor del fondo.

La baja duración de la cartera ha sido, precisamente, lo que ha permitido mitigar las pérdidas. "Aprovechando el repunte de rentabilidades somos positivos con la deuda pública española, que se puede comprar a unas tires más atractivas que el año pasado. Los bonos ya han descontado gran parte de las subidas de tipos que se avecinan, aunque todavía podríamos experimentar un alza adicional de rentabilidades exigidas desde estos niveles, por lo que seguimos sobreponderando duraciones cortas del entorno de los 2 años aproximadamente. En crédito, los spreads aún no se han ampliado de una forma elevada, por lo que somos cautos y muy selectivos con los emisores", explica.

Coberturas elevadas

Dentro de los fondos flexibles, ya aparecen fondos que no solo evitan las pérdidas sino que incluso logran un ligero rendimiento positivo. Es el caso de Espinosa Partner Inversiones, de atl Capital, que gana un 0,8% en el año. "El fondo está invertido en dos tipos de compañías principalmente: aquellas que están sustituyendo el suministro cortado de productos provenientes de Rusia y Ucrania y aquellas de calidad que por razones varias están cotizando a múltiplos bajos y creemos tienen gran potencial de revalorización a medio plazo. Tenemos el fondo invertido en acciones un 50% pero cubierto un 30% porque somos pesimistas con el mercado a corto y medio plazo", señala Jaime Espinosa de los Monteros, uno de los gestores del vehículo, cuyo planteamiento es disponer siempre de liquidez en la cartera.

Pese al boom de los últimos años de firmas independientes que siguen una estrategia puramente value de renta variable, hay firmas españolas con solera que en estos momentos están volviendo a demostrar su buen hacer. Es el caso de Cartesio, la gestora fundada por Juan Antonio Bertrán, Álvaro Martínez y Cayetano Cornet, que cuenta en oferta de productos con Cartesio Y y Cartesio X (y sus versiones luxemburguesas Cartesio Equity y Cartesio Income). El primero, catalogado como flexible por Morningstar y el segundo, agrupados dentro de los cautos.

"Nuestro fondo mixto conservador ha preservado capital con un rendimiento estable, en niveles de cierre del año pasado, a pesar de las fuertes correcciones tanto en renta variable como en renta fija donde los índices de deuda gubernamental y high yield muestran caídas entre el 8% y 12%, las mayores en mucho tiempo. Las claves han sido una posición elevada de caja, cerca del 50% a principios de año, que estamos ahora poniendo a trabajar gradualmente a medida que vemos nuevas oportunidades con las caídas. Y, por otro lado, una buena evolución de la exposición a bolsa (25% del fondo) con rentabilidades positivas. Asimismo las coberturas de duración (corto del bono español) nos han permitido reducir significativamente las pérdidas en la cartera de renta fija. En estos momentos estamos incrementando las posiciones en crédito que ya representan el 28% del fondo, sobre todo vía híbridos corporativos de emisores de primera calidad así como senior high yield, que se unen a posiciones en AT1 y RT1 en sector financiero, por lo que tenemos una cartera de deuda bastante diversificada, con una rentabilidad bruta anual esperada del 7,4% a vencimiento y donde las coberturas nos permiten mantener una duración corta cercana a un año, que seguiremos gestionando activamente", explican los gestores.

En el caso del Cartesio Y y el Cartesio Equity, los responsables de la firma piensan que aún queda recorrido en el comportamiento de algunos sectores, a pesar del mensaje más cauto que el mercado está mandando en cuanto al crecimiento económico e impacto de la inflación. "Nuestro mejor aliado sigue siendo la adecuada diversificación de la cartera, evitando modas y sectores sobrevalorados, con un nivel de inversión del entorno del 76%, significativamente por encima de la media del 60% que hemos tenido de media desde nuestro inicio en marzo de 2004. Esto nos protege limitando el impacto negativo de caídas en el corto plazo y nos permite capturar el potencial de revalorización de empresas saneadas y que incluso podrían verse beneficiadas en un entorno inflacionista. Mantenemos una cartera diversificada por compañías y sectores, como industrial, inmobiliario, financiero, consumo básico, salud e infraestructuras compradas a precios razonables, por ejemplo, Merlin Properties, SES Global, Total, Carrefour, CCR, Gruppo Unipol o Fesenius", subrayan.

Dentro de los mixtos moderados destaca especialmente Agave, con casi un 4% de rentabilidad, un fondo de autor de la gestora Dux, recientemente integrada en Abante, que el próximo verano cumplirá tres años de vida de gestión activa. "Actualmente, la renta variable supone el 70% de la cartera, manteniendo coberturas sobre la mitad de esa posición, quedando la exposición neta en el 35%. En cuanto a los sectores, el de energía es el que cuenta con una mayor ponderación en la cartera, seguido por recursos básicos", comenta Juan José Traid, su gestor, quien subraya que paradójicamente, "la evolución de las carteras más conservadoras no ha sido sensiblemente mejor que las que presentan una mayor exposición a renta variable".

Modelos cuantitativos con frutos

En este perfil de mixtos también aparece con un rendimiento aceptable, de momento, al estar consiguiendo reducir las pérdidas por debajo del 2%, el Santander Multi-Asset Low Volatility C EUR, que sigue un proceso cuantitativo en la configuración de la cartera. Francisco Esteban, responsable de Inversiones Cuantitativas de Santander AM España, explica que el sistema asigna pesos entre una cesta diversificada de activos teniendo en cuenta la volatilidad, con el objetivo de mantenerla por debajo del 2%, y la correlación.

"El modelo comenzó a recortar progresivamente el peso en activos de riesgo en octubre del año pasado, pasando de los máximos niveles de exposición desde lanzamiento en aquel momento a niveles cercanos a los mínimos en tan solo unos meses. Nuestro posicionamiento en renta variable lo expresamos a través de una estrategia sistemática en futuros de dividendos que ha subido un 3,5% en el año, lo que contrasta con las abultadas correcciones que sufren las bolsas. Y dentro de los activos con perfil más defensivo, a principios de año se incrementó de forma relevante el posicionamiento en mercado monetario y liquidez. Hemos reducido la duración progresivamente en los diferentes activos de renta fija y el posicionamiento en oro ha supuesto un colchón para la rentabilidad del fondo", subraya.

Respecto a los fondos cautos, la sorpresa la están dando Azvalor Capital y Cobas Renta, que este año se benefician de la revalorización de los valores en la parte de renta variable. Pero si hay un mixto defensivo con un rendimiento consistente es el Dunas Valor Cauto, que sufre una ligera caída del 0,06% pero que a tres años ofrece un 1,41% anualizado. ¿Cómo han evitado las pérdidas? Al igual que el resto de gestores consultados, estar infraponderados en cuanto a inversión. "Han funcionado nuestras coberturas de la cartera de crédito, realizadas fundamentalmente con posiciones cortas sobre los principales índices de renta variable. En mayo hemos visto las primeras oportunidades con TIR de compra atractiva en bonos senior con vencimientos más largos (5-7 años) así como bonos subordinados con cupón muy alto y elevada probabilidad de call en los próximos 2-3 años, por lo que incrementamos el nivel de inversión y riesgo hasta neutrales. El núcleo del fondo sigue siendo las posiciones en activos monetarios y bonos a corto plazo", comentan los gestores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin