Bolsa, mercados y cotizaciones

Yen, libra, corona sueca... el euro no está solo en su desplome frente al dólar

  • Las coronas, noruega y sueca, y el yen registran descensos frente al dólar del 10% en el año
  • El índice dólar se revaloriza un 9,5% en 2022 y se mueve en su zona de máximos de los últimos 20 años
  • La divisa única toca mínimos no vistos desde 2003
Las divisas que caen m?s que el euro este a?o
Madrid

El comportamiento bajista del euro/dólar en las últimas semanas y meses no ha hecho más que dar pábulo y alentar los rumores sobre la paridad en el cruce entre ambas divisas. Las apuestas en contra de un euro que cada vez se encuentra más cerca de cambiarse uno a uno frente al billete verde, están cobrado cada vez más fuerza y convierten a la divisa única en una de las más bajistas del ejercicio.

Una de las últimas gestoras de fondos en sumarse a esta tendencia ha sido la francesa Amundi. Su director de inversiones, Vincent Mortier, ponía de manifiesto esta hipótesis en las últimas horas al predecir que el Banco Central Europeo (BCE) se retrasará aún más con respecto a la Fed en lo que respecta al endurecimiento de la política monetaria, ya que la creciente amenaza de recesión impide al banco central elevar los tipos de interés por encima de cero.

Más de un 7% es lo que se ha dejado la moneda comunitaria frente al billete verde en 2022. Y no es la única que se encuentra en una situación parecida: el yen japonés, la corona sueca, la corona noruega o la libra británica registran un descenso incluso superior en el mismo periodo de tiempo frente al dólar (ver mapa).

No es para menos. Solo hay que repasar una gráfica de la evolución del Índice Dólar en los últimos meses para darse cuenta del buen momento que atraviesa la divisa estadounidense frente a todos y cada uno de las divisas que forman parte del índice.

La fortaleza del dólar...

La moneda yankee es una de las más alcistas del mercado en 2022. Y es que, el dólar estadounidense sigue viéndose favorecido por la postura agresiva de la Reserva Federal a la hora de subir el precio del dinero y la aversión al riesgo -es uno de los activos que mejor se comporta en entornos de mercado tensionados-, lo que ha favorecido que la divisa se mueva en máximos de 20 años frente a sus pares más negociados.

"En nuestra opinión, el dólar sigue siendo la expresión de refugio más limpia en el espacio de divisas en la actualidad", aseguran desde Monex.

"Los inversores han vuelto a incrementar sus apuestas a favor de unos tipos de interés más altos por parte de la Reserva Federal", asegura Matthew Ryan, analista sénior de mercado de la firma global de servicios financieros Ebury.

"Los mercados ahora ven una posibilidad razonable de un aumento en los tipos de 75 puntos básicos en la próxima reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC por sus siglas en inglés), con movimientos de al menos 50 puntos básicos descontados para las próximas dos (casi tres) reuniones", destaca el experto que asegura que los datos también han incrementado las preocupaciones de que la inflación desenfrenada pese más sobre la economía mundial este año, desencadenando flujos renovados hacia los refugios seguros, como es el caso del dólar.

...Ha tocado techo

Pese a la tendencia, los cada vez más recurrentes comentarios de expertos en contra del euro, e incluso el sentir general del inversor, las previsiones del consenso de mercado recogido desde Bloomberg, apuntan en la dirección opuesta. La media de firmas de inversión que recoge el proveedor de datos augura un repunte del euro/dólar de cara al cierre del segundo trimestre del año y fija su previsión en los 1,06 enteros. De hecho, de la decena de revisiones que se han realizado esta semana, solo una -la de Rabobank- ve al par cotizando a final de junio por debajo de los niveles en los que se encuentra ahora a fin. "La gran sorpresa es el euro", aseguran desde Bank of America. "A pesar de su debilidad frente al dólar, no parece débil en una cesta ponderada una vez que se excluye el dólar", explican desde la entidad estadounidense.

También apuntan las proyecciones a un freno de la divisa estadounidense frente al resto de monedas más golpeadas este año. Contra el yen japonés, por ejemplo, no ven que las ganancias del billete verde vayan a ir más allá de cara a lo que queda de año. De hecho, algunos analistas consideran que la moneda nipona puede incluso volver a ser una moneda de refugio seguro para los inversores.

Y frente a la libra esterlina igual. De hecho, se espera un avance de la moneda británica del 5% de cara a final de año, similar al que se le presupone al franco suizo, que tras ceder un 8% en el último mes y medio trata de volver a cotizar por encima de la paridad en la que se mueve ahora frente al dólar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin