Bolsa, mercados y cotizaciones

Éxodo masivo en Rivian: Ford y un inversor anónimo venden 20 millones de acciones tras un descalabro del 77%

  • La firma de coches eléctricos fue la mayor OPV de 2021 y una de las mayores de la historia

Noviembre de 2021, Rivian sale a bolsa. El mercado dispara el valor del fabricante un 40% por encima del precio de salida, siendo la mayor OPV de la historia de una empresa estadounidense y las esperanzas no podían ser mayores. En sus primeras sesiones en el parqué ya cotiza rozando los 130 dólares por título. Poco más de siete meses después el precio de su acción está en los 23% dólares, un descalabro sin precedentes del 82% desde entonces y del 77% en este 2022 que está siendo de pesadilla para compañía.

Ante esta sangría los inversores están reduciendo posiciones para salvar lo que les queda de su apuesta por la rival de Tesla. Uno de los más sonados ha sido Ford , que junto a Amazon, fue uno de los principales inversores de la marca desde el año 2019 cuyos planes consistían en tejer una red de sinergias con esta marca en su camino hacia la electrificación. El fabricante de vehículos ha decidido deshacerse de más de 8 millones de acciones en Rivian para recuperar efectivo y usarlo para detener el golpe de la crisis en la cadena de suministros, que está golpeando fuertemente el sector. Ford poseía cerca de 102 millones de acciones tras invertir 1.200 millones de dólares.

Además de las automovilísticas un inversor anónimo estaría vendiendo a través de JP Morgan Chase entre 13 y 15 millones de acciones, destaca Bloomberg. A pesar de que no se sabe quien ha realizado este movimiento, solo hay siete accionistas que tienen más de 15 millones de títulos. Destaca Black Rock (2,5% del capital de empresa), Soros Fund (2,22%), Fidelity (2,95%)o Caoatue (3,95%). Aunque muchos apuntan los principales accionistas, T Rowe Price Associates , la gestora que tiene el 18% de la propiedad de la compañía o la propia Amazon,que cuenta con un 17,7%.

El motivo del desplome que ha provocado este éxodo inversor es múltiple. Por un lado la euforia por la movilidad eléctrica se ha congelado ante un entorno de subidas de tipos de interés, aumento de la inflación e incertidumbre económica. En esta situación los inversores huyen de los valores con más riesgo y se centran en los activos refugio. Por este motivo empresas como Tesla ya han perdido un 34% de su valor.

El otro motivo es la crisis de suministros y concretamente, la escasez de materiales clave como el litio o los microchips. La subida acelerada de las materias primas ha provocado un shock en la fabricación de coches eléctricos y el mercado espera que empresas como Rivian tengan que reducir sus objetivos y previsiones vistos los nuevos desafíos a la hora de fabricar.

Rivian ha cerrado el primer trimestre con 2.553 vehículos fabricado y 1.227 entregas, debido a ello el mercado cree que va a ser dificil que la firma llegue a los 25.000 vehículos entregados durante 2022, tal y como sus estimaciones iniciales apuntaban. Estos resultados han consolidado las dudas de los inversores y han llevado a que la gran esperanza de Wall Street para plantar a Elon Musk pase de los 150.000 millones de dólares de valor a 20.170.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin