Bolsa, mercados y cotizaciones

Cierre de Wall Street: el Nasdaq ya pierde un 25% en bolsa en lo que va de año

  • El S&P 500 pierde los 4.000 puntos por primera vez desde hace un año

Los principales índices de la bolsa estadounidense experimentan otra jornada de fuertes descensos. El Dow Jones pierde 653 puntos, el equivalente a un 1,99%, y se sitúa en los 32.245,70 puntos. se trata de su tercer día consecutivo de caídas, aunque el descenso del jueves fue mayor (3,12%).

Por otro lado, el S&P 500 retrocede un 3,20% hasta las 3.991,24 unidades. No perdía los 4.000 puntos desde el 31 de marzo de 2021.

En cuanto a los índices tecnológicos, el Nasdaq Compuesto se desploma un 4,29% hasta los 11.623,25 puntos; mientras que el Nasdaq 100 pierde un 3,98% y cae a los 12.187,72 enteros. Para ambos índices también se trata de su tercer día consecutivo de descensos. El viernes pasado, el Nasdaq 100 se hundió un 5%.

Así, en lo que va de año, el Nasdaq 100 pierde un 25,32%; el S&P 500 se deja un 16,26% y el Dow Jones cae un 11,26%.

Lo que está por venir

Los operadores seguirán de cerca a una serie de oradores de los bancos centrales, después de que el miércoles el presidente Jerome Powell restara importancia a la opción de una subida de tipos de 75 puntos básicos, informa Bloomberg.

El presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, dijo a Bloomberg Television que está a favor de que los responsables políticos sigan subiendo los tipos en incrementos de medio punto en lugar de hacer algo más grande. En una entrevista posterior con Reuters difundida en Twitter, Bostic añadió que, aunque veía pocas probabilidades de una subida de 75 puntos básicos en los próximos meses, "no quita nada de la mesa".

El índice de precios al consumo de abril, que se publica el miércoles, es lo más destacado de una semana tranquila en cuanto a publicaciones económicas. Se prevé que la inflación se haya moderado tanto en términos mensuales como anual, en parte como consecuencia de la caída de los precios de la gasolina, que ha vuelto a subir.

Si bien la inflación alcanzó probablemente un máximo en marzo en el 8,5%, la más alta en cuatro décadas, se espera que las presiones de los precios sigan siendo elevadas, lo que mantiene a los funcionarios de la Fed en la senda de elevar los costes de los préstamos en los próximos meses.

Las elevadas cifras de inflación, la ralentización de la economía y el agresivo endurecimiento de la Reserva Federal para frenar la subida de los precios han lastrado el apetito por el riesgo y las valoraciones. Incluso si se evita una recesión, las perspectivas para las acciones estadounidenses no son especialmente brillantes, según los estrategas de Goldman Sachs Group.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.