Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Se puede invertir en el Metaverso? Valores para subirse al carro

  • Además de Facebook, hay otras cotizadas que quieren participar en su desarrollo
  • Microsfot, Nvidia, Apple... son algunas de ellas y tienen sólidos negocios
iStock.

El resumen más breve y directo: el Metaverso no existe, pero sí se puede invertir indirectamente si sabes cómo. A continuación, los expertos de Bankinter explicamos lo más importante que debemos conocer.

El Metaverso es solo un concepto. Quizás el concepto tecnológico más reciente, pero que tiene su origen en una novela de 1992 (Snow Crash de Neal Stephenson). Este libro describía un mundo virtual, paralelo al real, donde todos sus usuarios podrían relacionarse de una forma muy parecida a la real; y Facebook rescató este concepto.

Pero, a día de hoy, el concepto Metaverso no ha cambiado: sigue siendo solo una idea sobre el papel sin ningún tipo de desarrollo tangible. Es decir, es una tecnología que (por ahora) no existe.

¿Qué es (o quiere ser) el Metaverso?

El Metaverso es un mundo virtual, paralelo al real, donde los usuarios pueden diseñar su propia vida y relaciones. Un mundo en el que puedes elegir desde los conceptos más básicos (nombre y apariencia física) hasta habilidades y profesión del "personaje". En este mundo podrían tener lugar relaciones sociales, actividades profesionales (trabajo virtual) y transacciones comerciales (compras para esa vida virtual).

Objetivo del Metaverso

Crear un entorno común para otro tipo de conceptos tecnológicos que ya existen pero que su aplicación es muy compleja (o imposible) en el mundo real:

De estas seis tecnologías, los expertos de Bankinter se abstienen de emitir recomendación en las tres primeras porque "una de nuestras normas básicas es no emitir recomendación sobre aquello que no comprendemos bien y/o resulta innecesariamente complejo de entender, como son las criptomonedas o cualquier otro activo intangible digital como los mencionados anteriormente (NFTs, Real Estate digital, etc.)". Desde la entidad creen que son pseudoactivos con factores de riesgo muy elevados:

- Ausencia de regulación/supervisión

- Volatilidad de sus precios extraordinariamente alta

- Anonimato de los emisores (pérdida de confianza)

- Ausencia de fundamentales financieros

Pero sí que ven posible invertir en él de forma indirecta a través de compañías productoras del hardware o software previsiblemente necesario para la creación y uso del Metaverso.

El desarrollo del concepto está liderado por Facebook. De hecho, cambió recientemente el nombre del grupo a Meta (abreviatura de Metaverse) para dejar claras sus intenciones estratégicas. Como ejemplo de la visión del concepto que tiene Meta, están desarrollando guantes y otros accesorios que sean capaces de transmitir las sensaciones virtuales en el cuerpo de los usuarios.

Además de Facebook, hay otras muchas compañías cotizadas satélite que quieren participar en su desarrollo:

Microsoft (software y hardware)

Nvidia (tarjetas gráficas y procesadores)

Roblox (videojuegos)

Apple (software y hardware)

Autodesk (diseño digital)

Activision (videojuegos)

ASML (semiconductores)

Qualcomm (semiconductores)

Seagate (almacenamiento físico y cloud)

Advanced Micro Devices (semiconductores)

Shopify (comercio online)

TSMC (semiconductores)

Todas las compañías mencionadas tienen negocios sólidos dentro del sector tecnológico (producción de ordenadores, móviles, consolas, software profesional o doméstico, videojuegos, componentes informáticos,...). Y, al mismo tiempo, serán necesarias para desarrollar por completo el concepto de Metaverso por su posición dominante en sus respectivos sectores.

Es decir, apuntan los analistas, son una opción de inversión indirecta en el Metaverso porque se verían beneficiadas si el concepto tiene éxito pero sin asumir el riesgo único y directo del Metaverso porque el futuro de sus negocios principales es absolutamente independiente del éxito o fracaso concepto.

Meta (Facebook) ha marcado un plazo de 5 a 10 años para desarrollar el Metaverso. Bankinter considera que el Metaverso llegará a existir como medio de relación social, un híbrido entre red social y videojuego. Pero en ningún caso sustituirá la vida cotidiana o profesional del mundo real.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud