Bolsa, mercados y cotizaciones

Enrique Castro (Abanca): "Gracias al BCE en renta fija europea no creo que vayamos a ver caídas excesivas"

  • El modelo 60/40 ha funcionado muy bien en los últimos 40 años
Madrid

Este plan de pensiones de Abanca, gestionado para la entidad por Imantia Capital, está consiguiendo ganar un 1,36% en el año, una rentabilidad que ha conseguido en gran parte a la exposición a renta variable. Enrique Castro, director de inversiones de Abanca, explica que siguen viendo potencial en la deuda corporativa europea.

¿Cuál es la estrategia que aplican en el plan? ¿Cómo han logrado estos buenos resultados?

Es un plan de renta fija, mixta, conservador, eso lo que implica es que la vocación del fondo que permite la incorporación de renta variable dentro del proceso de inversión. De hecho, tenemos hasta un 30% de capacidad a la hora de invertir en bolsa, y ese ha sido uno de los grandes éxitos. Al final del año hicimos una apuesta principal por renta variable europea, y nuestros partícipes tienen divisa euro, pero la primera parte del año tuvimos una posición táctica en Russell y en las compañías americanas y nos fue muy bien.

¿Qué porcentaje de la rentabilidad viene por la renta variable y cuánto por la renta fija?

En torno al 75% de la rentabilidad viene de esta posición de renta variable, que no es excesivamente grande pero si ha sido muy rentable desde el punto de vista del partícipe. En la renta fija, como todo, hemos intentado sacar de dónde podíamos, la curva de tipos está donde está, en todos los activos, pero aquí lo que ha salido bastante bien es la posición que teníamos en crédito y en financieros, que es donde hemos obtenido más de retorno. Digamos que de la rentabilidad bruta, en torno al 10% nos viene de la renta fija.

¿Qué duración mantienen en renta fija, y qué rentabilidad a vencimiento?

La duración está en torno al 2.73, la TIR que tenemos de cartera está en torno al 0,26% aproximadamente, con grado de inversión BBB de media, es cierto que la parte de high yield está en BB+, y un poco por encima la parte de grado de inversión.

¿Dónde espera que se vaya a normalizar la inflación?

No tengo la respuesta, pero creo que el proceso de normalización es a la baja y es lógico, al final lo que hemos visto en 2020 no fue normal. Las tasas de ahorro creemos que siguen muy elevadas y lo que se está consumiendo ahora es el ingreso nuevo. El dinero ahorrado sigue ahí. Vemos fuerte demanda para el próximo semestre y veremos una regularización igual más rápida de lo que el mercado espera desde el punto de vista de la oferta y eso hará que los precios tengan que ajustarse un poco. Posteriormente, vendrá una reducción de esa demanda, lo cual es lógico.

Imaginando una inflación al 2%, con una TIR de su cartera de deuda del 0,26%, entiendo que hacen una gestión activa en la parte de renta fija, o ¿se quedan a vencimiento en los bonos que compran?

Hay que hacer gestión activa. Lógicamente la rotación que puede haber en una cartera de renta fija no es elevada, ya que la ejecución no es perfecta. La clave está en esos activos alternativos, con esos productos más líquidos y en la buena gestión de la parte de renta variable, que es la que este año nos ha permitido solventar el problema de los bajos tipos. Sí es cierto que la inflación va a estar más alta, pero no hay que olvidar que esto es un producto conservador y el partícipe es histórico en el banco y están mucho tiempo en nuestros fondos.

¿Está empezando a cambiar el perfil del inversor medio en la composición de la cartera renta fija / renta variable?

El modelo 60/40 ha funcionado muy bien en los últimos 40 años, pero ahora, con los tipos de interés reales en negativo, la correlación entre la deuda pública y el equity suele aumentar. Ya llevamos un tiempo viviendo esta nueva situación, pero es cierto que este año hemos visto cómo la renta variable ha sido el impulsor de la rentabilidad. Pero sí creemos que, desde el punto de vista de la renta fija, no vamos a ver unas caídas excesivas, al menos en el mercado europeo y eso tiene mucho que ver con los bancos centrales.

¿Por qué?

Al final, el nuevo paradigma económico iniciado en 2020 donde todos los bancos centrales se coordinaban a la perfección, no solamente entre ellos, si no con los gobiernos para impulsar los estímulos fiscales, lo que estamos viendo es que sigue vigente, pero con un poco más de descoordinación o desacople. Por un lado, tenemos a la Fed que lo que está diciendo es que va a reducir el tapering y veremos cómo vienen las subidas de tipos y, por el otro lado, tenemos al BCE que se encuentra en una situación con menos capacidad de maniobra que la Fed y que creemos que al menos en la primera parte del año y, posiblemente en la segunda, los mercados van a estar soportados desde el punto de vista de la renta fija.

¿Cómo tienen distribuida la cartera de renta fija? ¿Tienen algo de emergentes?

Ahora mismo no tenemos emergentes. En ABSs no tenemos posición. En high yield tenemos en torno a un 13%, 17% en liquidez, 11% en bonos con grado de inversión. También un porcentaje en deuda del sector financieros. En el financiero tenemos tanto cocos como subordinados.

¿Y en renta variable?

Tenemos una posición bastante proxy al Stoxx 600, con salud y tecnología, y ya no tenemos la posición del Russell que tuvimos a principio de año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin