Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca española abre una ventana de compra: precios por valor para lograr ganancias de doble dígito en 2022

  • Las caídas de las últimas dos semanas invitan a buscar buenas oportunidades
  • Santander, BBVA, CaixaBank... todas las entidades cotizadas, a examen
iStock.

Las caídas que durante las dos últimas semanas se están imponiendo en el sectorial bancario europeo son un aliciente más que invita a buscar una ventana de compra entre los principales bancos españoles en busca de un escenario alcista de cara al 2022 que probablemente sea de doble dígito.

En este sentido, cabe señalar que a comienzos del pasado mes de octubre el Stoxx Europe 600 Banks (SX7R), que está compuesto por los 40 bancos más importantes de la eurozona según el estándar de mercado ICB (Industry Classification Benchmark), logró batir el nivel donde cotizaba antes del covid crash. El alcance y superación de este objetivo, que hace meses manejaba para el sector bancario europeo, permite favorecer con más fuerza un escenario alcista hacia siguientes objetivos que manejo en los altos que marcó el sectorial bancario el año 2015 y 2018, cuyo alcance lo veo bastante probable para el año 2022.

Hasta los máximos que marcó el (SX7R) en el 2018 en los 463 puntos todavía hay un margen de subida de alrededor un 20% y hasta los altos de 2015 sería de un 28%. Este potencial de revalorización de cara al 2022 es más atractivo y mayor que el que teníamos apenas hace dos semanas y todo esto gracias a la corrección de alrededor de un 6% que ha tenido lugar desde los máximos que estableció el sector a comienzos de noviembre.

Esta corrección o consolidación que estamos viendo tiene visos de ser una más dentro de la tendencia alcista que nació en los mínimos que marcó el sectorial bancario SX7R a finales de septiembre del año pasado. Concretamente sería la quinta. Anteriormente pudimos ver dos correcciones del orden del 12% y dos consolidaciones del 6/7%. Pueden ver como la actual caída encaja con lo que sería una nueva consolidación, que siempre que tienen lugar no me canso de repetir que es una oportunidad inmejorable para comprar y subirse de este modo a la impecable tendencia alcista que define el sector bancario. Atendiendo a lo dicho hay que tener presente que en el peor de los casos el SX7R podría retroceder otro 6%, hasta la zona de los 355/360 puntos, y si eso sucede no habría que asustarse y verlo como una oportunidad para aumentar posiciones en banca.

Teniendo claro que el objetivo a buscar de cara a los próximos meses se encuentra a un 20 y 28% y el máximo riesgo de caída que a priori manejo es de un 6% adicional, vamos a identificar los niveles de compra y objetivos a buscar entre los bancos españoles.

En el caso del Santander hay que tener presente que es cuestión de tiempo que se dirija a buscar los altos del 2020 y zona donde cotizaba antes del covid crash en los 3,80 euros. Hasta ahí todavía hay un recorrido al alza del 20%. Si buscamos objetivos más ambiciosos, como serían los altos que alcanzó el año 2018, podemos ver que se encuentran en los 5,20 euros. Hablamos de un potencial del 70%. La recomendación es comprar. En el peor de los casos estimo ver una caída en el Santander hasta la zona de los 2,70/2,84 euros, cuyo alcance serviría para doblar posiciones.

La corrección que ha sufrido el BBVA durante las últimas semanas, que ha llevado al banco de los 6,30 a los 5,30 euros, lo que supone una caída del 16%, la veo una oportunidad inmejorable para comprar en busca de que en próximos meses el BBVA se dirija a los altos de 2010 y 2015 en la zona de los 7,40 euros, que se encuentra a un 37% de distancia. En el peor de los casos estimo una caída en el BBVA hacia los 4,70/4,80 euros.

CaixaBank se encuentra en una zona óptima de compra tras alcanzar en la última caída los mínimos que marcó en julio en la zona de los 2,35 euros, y sería un regalo si la corrección alcanzara la zona de los 2,20 euros. Desde los 2,20/2,35 euros buscaría objetivos en los 3,80-4 euros. En el peor de los casos estimo una corrección hacia los 2,20/2,37 euros, que son sus altos históricos del año 2018.

Es cuestión de tiempo que la cotización de Bankinter se dirija a los altos históricos que marcó el año 2018 en la zona de los 6 euros. Hasta ahí hay un margen de subida del 30%. La caída que hemos visto durante las últimas semanas ha llevado a Bankinter a la zona de los 4,50 euros, que era el soporte que les indicaba en el último análisis que había que esperar antes de plantearse comprar el banco. Si semanas atrás Bankinter era más un mantener que un comprar, ahora la recomendación ha cambiado. Se puede comprar sobre todo si se asume que en el peor de los casos podría caer a los 4,05 euros antes de dirigirse a los 6 euros.

El objetivo a buscar de cara a los próximos meses en el Sabadell se encuentra en la zona de 1 euro, que es donde cotizaba antes del covid crash. Buscando este objetivo no me parece mal comprar si corrige a la zona de los 0,55/0,5750 euros.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

maqui
A Favor
En Contra

Pues nada Cabrero, a comprar acciones de Bancos. Pide dinero por donde puedas, si es que no lo tienes, que con esa subida de doble dígito que dices te vas a forrar....

Puntuación 11
#1