Bolsa, mercados y cotizaciones

Qué materias primas ya han tocado techo

  • Citi destaca algunas materias primas que deberían experimentar caídas
Madrid

La salida de la pandemia ha venido acompañada de un enorme desajuste entre la oferta y la demanda, en distintos frentes. En el transporte, los componentes electrónicos, la energía... y también en las materias primas.

Para los recursos básicos, los mínimos de 2020 se tocaron en el peor momento de la pandemia, durante el primer trimestre, y desde entonces el precio de las materias se ha disparado, de forma general, alcanzando máximos históricos en casos como el cobre, la madera, el gas natural, y máximos no vistos en varios años, en otras como el petróleo y el hierro.

Las subidas de las materias ya han empezado a suavizarse, con una corrección en el Bloomberg Commodity Spot Index del 2,3% desde los máximos del año, que se tocaron el pasado 25 de octubre. Con muchos bancos centrales empezando a normalizar sus políticas monetarias a lo largo de todo el mundo, y otros tan importantes como la Reserva Federal (Fed) dando los primeros pasos en este proceso (el BCE todavía está reticente, pero cada vez más voces avisan de que seguirá pronto a su homólogo estadounidense), los analistas empiezan a avisar de que los precios de algunas materias primas ya han tocado techo, y deberían corregir parte de las subidas que han experimentado en los últimos meses.

Sin embargo, no es algo que se espere para todos los recursos básicos, y hay que distinguir bien cuáles podrían haber tocado ya esos niveles, y cuáles pueden seguir subiendo.

Desde Citi explican que, "como se podía esperar, la demanda de materias primas ha escalado con la recuperación de la pandemia, algo que suele ocurrir en las recuperaciones de las recesiones. El comportamiento del mercado se ha visto impulsado por factores inflacionistas, que han surgido de los cuellos de botella en las cadenas de suministro. Sin embargo, en la segunda mitad de 2021 han aparecido divergencias entre distintos sectores que esperamos que continúen durante el año 2022", señala el banco estadounidense.

Segundo trimestre

En opinión de Citi, será en el segundo trimestre del año que viene cuando las materias primas den un giro a su situación, ya que será entonces cuando se empezará a producir un incremento en los niveles de los inventarios mundiales de recursos básicos.

"El segundo trimestre de 2022 debería ser un buen momento de entrada para estrategias de carry trade en materias primas, con posiciones cortas en los spreads de corto plazo, y largas en las de largo plazo [es decir, apostar por caídas a corto plazo, y subidas en el largo plazo]. Estas estrategias se beneficiarán del cambio, desde una situación de reducción de inventarios, a una de incremento, especialmente en el mercado de la energía, pero también en los recursos agrícolas y en los metales, a medida que la demanda se normalice y la oferta se recupere gracias a los altos precios", explican.

Unas alcistas... pero otras no tanto

Citi destaca algunas materias primas que deberían experimentar caídas importantes en su cotización el año que viene. El hierro, el gas natural, el petróleo y el oro son las más destacables, con caídas estimadas de casi el 70% para el gas, del 35% para el petróleo, del 56% para el hierro, desde los precios actuales hasta los que esperan que mantengan a finales de 2023.

Por otro lado, para el níquel y el cobre esperan que los precios se mantengan en el entorno en el que cotizan actualmente, con una caída prevista del 2,6% para el níquel hasta finales de 2022, y una subida del 3% para el cobre hasta finales de 2024.

Por último, la materia prima que seguirá subiendo en los próximos meses con bastante fuerza es el aluminio, en opinión del banco americano, que espera un repunte del 22% para el precio de la aleación, de aquí a finales de 2023.

"Los altos precios del petróleo podrían desencadenar una respuesta fuerte por la parte de la oferta el año que viene, aumentando los inventarios por encima de la expectativa, algo que debería poner calma en los precios del crudo tras el invierno", explican. El aumento de oferta no será sólo por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP): "Los países no OPEP, como EEUU, Canadá, Brasil, Surinam, Guayana y Noruega podrían aumentar la oferta 2,5 millones de barriles diarios", reconocen.

Sobre la materia prima más alcista que monitorizan para los próximos años, el aluminio, el banco explica cómo "los precios están especialmente infravalorados. El equilibrio entre la oferta y la demanda lo revisamos hasta un déficit de 1,8 millones de toneladas en 2022, frente a la previsión previa de 0,8 millones. Esta caída supera con creces la que esperamos que se pueda consolidar en la parte de la demanda en los años 2021 y 2022", señala Citi.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.