Bolsa, mercados y cotizaciones

Mobius no cree que El Salvador impulse la adopción mundial del bitcoin

  • El país se está "agarrando a un clavo ardiendo" para evitar reformas reales
Mark Mobius. Foto: Archivo

El veterano inversor Mark Mobius afirma que es poco probable que la decisión de El Salvador de adoptar el bitcoin como moneda de curso legal desencadene una carrera entre otros países por hacer lo mismo. El cofundador de Mobius Capital Partners, que pasó más de tres décadas en Franklin Templeton Investments, dijo en una entrevista con Bloomberg TV que no es muy probable que muchos otros países adopten el bitcoin, que considera inconveniente y arriesgado, como moneda de curso legal.

"Quizás algunos otros países con problemas financieros lo adopten", señaló Mobius, nombrando a Cuba como un ejemplo. "Si los Gobiernos, en particular el de EEUU, permiten el pago de impuestos en bitcoin o en alguna otra criptomoneda, entonces cambiaría de opinión, porque entonces se convertiría en una moneda reconocida internacionalmente. Pero tal y como están las cosas, no creo que eso ocurra pronto".

El Salvador, cuya economía sufrió el año pasado su mayor caída en cuatro décadas, pondrá en circulación a partir de hoy el bitcoin junto con el dólar estadounidense, convirtiéndose en el primer país del mundo en hacerlo. La medida es obra del presidente Nayib Bukele, de 40 años, que afirma que hará que el sistema financiero sea más inclusivo y reducirá el coste del envío de remesas (la comisión por hacer una sola operación con bitcoins es de unos 3,3 dólares a día de hoy). El país acaba de comprar 400 bitcoins mientras se prepara para adoptar la criptomoneda, señaló Bukele en un mensaje en Twitter.

Sin embargo, Mobius dijo que El Salvador se está "agarrando a un clavo ardiendo con el bitcoin", y calificó a la nación centroamericana como "un país en bancarrota" con "problemas reales", que apuesta por cualquier tipo de solución rápida para evitar el coste real de hacer reformas útiles.

El afamado operador de mercados emergentes comparó esta opción con un sistema de pagos ideado por la empresa keniana Safaricom, en el que Mobius ha invertido, como ejemplo de un sistema de transferencia de dinero que funciona al margen de las criptomonedas: los ciudadanos envían dinero con mensajes de texto y lo retiran en locutorios o tiendas de alimentación que operan con el sistema. "No hacen falta bitcoins", dijo Mobius. "Todavía se pueden hacer transferencias sin una cuenta bancaria. Creo que es hacia donde se dirige todo el sistema a nivel mundial ".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

alf
A Favor
En Contra

Sois a las criptomonedas lo que Cristobal Soria al Real Madrid.

Puntuación -1
#1