Bolsa, mercados y cotizaciones

Bill Gross asegura que "los bonos son una basura" de inversión y pone a las acciones bajo vigilancia

  • "El inversor en bonos perderá un 3% en los próximos 12 meses"
  • "El efectivo ha sido basura durante mucho tiempo, pero ahora hay contendientes"
Bill Gross, el rey de los bonos.

El célebre inversor Bill Gross está dando grandes titulares en los últimos meses. En una especie de carta o análisis que publica de forma recurrente en su propia web, el que fuera 'rey de los bonos' ha renegado esta vez del activo que le dio la fama en los mercados.

Gross ha asegurado que "los bonos son una basura" de inversión. El afamado gestor de fondos cree que el precio de los bonos va a caer en los próximos meses a medida que se aproxima el tapering (baja el precio y sube el interés), por lo que en el medio plazo el retorno para el inversor puede ser negativo.

"Los rendimientos a diez años probablemente suban al 2% en los próximos 12 meses, desde el 1,3% actual, lo que supondría para los inversores una pérdida de aproximadamente el 3%", según Bill Gross.

El efectivo es basura

Además, Gross ha vuelto a criticar el efectivo (como también lo ha hecho Ray Dalio) y la liquidez, un activo que igualmente considera como algo completamente inútil para los inversores, puesto que supone perder dinero de forma directa a medida que pasa el tiempo.

"El efectivo ha sido basura durante mucho tiempo, pero ahora hay nuevos contendientes", apunta el célebre inversor para dejar claro que los bonos y la liquidez rivalizan como activos basura a día de hoy.

Las acciones bajo lupa

Pero no satisfecho con estas críticas, Gross también pone bajo vigilancia a las acciones, que según relata en su análisis pueden seguir el camino del efectivo y los bonos, aunque todavía están a tiempo de salvarse de entrar en lo que denomina "el camión de la basura".

"Los fondos que invierten en bonos a medio y largo plazo están en ese bote de basura con seguridad, pero ¿seguirán las acciones?", se pregunta Gross.

"Es mejor que el crecimiento de los beneficios en las acciones sea de más de dos dígitos o de lo contrario podrían unirse al camión de la basura", sentencia el experto.

Para concluir su análisis, Gross sentencia que "solo un cromo de béisbol de Honus Wagner y, por supuesto, un NFT de Salvatore Garau pueden ser inversiones seguras", concluye de forma irónica.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin