Bolsa, mercados y cotizaciones

China estudia levantar el veto a la producción de acero

  • Esta decisión moverá el precios de las materias primas de nuevo
China.

China decidió que este verano su estrategia frente a la contaminación y el cambio climático iba a cambiar. Lleva dos meses en su empeño por reducir la producción de acero en el país -es la segunda industria más contaminante, después de las utilities-, pero ahora, con la crisis del Covid todavía sin controlar se está presionando, en cierto sentido, para que el Gobierno de Pekín vuelva a levantar la mano, según apunta The Wall Street Journal.

Hay que tener en cuenta que China es el mayor productor -con diferencia- de acero a nivel mundial, y representa más del 50% en términos globales. A priori la decisión adoptada en firme por el Politburó en julio, pero que lleva meses gestándose, fue beneficiosa para las firmas europeas en la medida en que China estaba ejerciendo -y sigue- una competencia desleal, ante su falta de criterios medioambientales, que hacen más costosa la producción. Es una situación que en Europa se ha tratado de frenar con medidas de salvaguardia (o aranceles) que se actualizan regularmente.

De momento, firmas como ArcelorMittal se han beneficiado este verano de la subida de los precios de los metales que provocó esta decisión, aunque todo podría volver a cambiar. Desde principios de julio el hierro, que estaba en máximos históricos y es la principal commodity con la que se hace acero, ha caído un 32%. La bobina de acero cede un 8% desde julio, por su parte.

El mayor productor de acero en el gigante asiático es Baoshan Iron & Steel Co. Cree que "los precios del hierro han entrado en un canal bajista que continuará para la segunda mitad del año", según recogen declaraciones realizadas a Bloomberg del CEO de la compañía. Esta misma semana las diez mayores firmas del sector -que representan al 70% de la producción nacional- se han comprometido a mantener el suministro (si la economía vuelve a crecer con fuerza tras el Covid), pero reconocen que "de momento hay suficiente stock para una demanda que se mantiene estable", afirma Bloomberg, que se hace eco de declaraciones producidas a través de WeChat [el Whatsapp chino].

Oficialmente, el Gobierno chino mantiene su objetivo de rebajar la producción de acero por debajo de la registrada en 2020 para cumplir con sus objetivos medioambientales y estos recortes se contemplan también para el año 2022. Sin embargo, fuentes próximas al Gobierno no descartan "una posible revisión para ajustar la oferta a la demanda", apuntan los analistas Bloomberg.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin