Bolsa, mercados y cotizaciones

No hay miedo a un techo: los analistas de Wall Street recomiendan más compras que nunca en dos décadas

Foto: Reuters

Los analistas de Wall Street, históricamente alcistas, se sienten especialmente optimistas tras una temporada de incesantes ganancias y beneficios corporativos que han superado incluso las expectativas más altas.

Las preocupaciones sobre la variante delta, las medidas regulatorias de China o la disminución de los estímulos de la Reserva Federal, todavía no han hecho mucha mella en los precios de las acciones y, por eso, alrededor del 56% de todas las recomendaciones sobre las empresas del S&P 500 figuran como compras, el mayor número desde 2002.

Una euforia que también se deja sentir en otros mercados. En Europa, cerca del 52% de las recomendaciones sobre las empresas del Stoxx 600 son de compra o equivalentes, el mayor récord de la última década. Por su parte, en Asia la cifra se eleva al 75%, la mayor proporción desde, por lo menos, 2010.

Temporada de fuertes beneficios

La temporada de beneficios del segundo trimestre ha sido una de las más fuertes de la historia, en parte favorecida por la comparación con el insólito parón vivido durante el mismo periodo del año anterior.

Según JPMorgan, el crecimiento de los beneficios en Estados Unidos, del 90%, fue 17 puntos porcentuales mejor de lo esperado, mientras que el aumento del 71% en Europa sorprendió positivamente en 16 puntos porcentuales.  

Precios objetivo

Los analistas consultados por Bloomberg ven margen para más ganancias conforme avance la reapertura de restaurantes y se levanten las restricciones al turismo. La conversión de los precios objetivo agregados a 12 meses para los miembros del Stoxx 600 supone una subida de aproximadamente el 9% para el índice desde los niveles actuales, mientras que para el S&P 500 la ganancia implícita es de aproximadamente el 10% y para Asia del 21%.

En cambio, algunos analistas continúan señalando que el mercado está inflado y atravesando otra etapa de exuberancia irracional que podría dar un susto a los inversores, especialmente si la recuperación económica no es tan rápida como se preveía hace unos meses por culpa de las próximas variantes de coronavirus.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin