Bolsa, mercados y cotizaciones

Las tecnológicas redoblan su desafío al sector bancario: Square se gasta 29.000 millones de dólares en adquirir Afterpay

  • Compra la australiana aprovechando el 'boom' del 'compra ahora, paga después'
  • Dorsey quiere aprovechar el filón de la desconfianza de los jóvenes con los bancos
Método de pago con Square. Foto: Bloomberg

Las grandes firmas tecnológicas siguen con su idea de no hacer prisioneros y la banca tradicional sigue en su punto de mira. Square, la empresa de pagos digitales y servicios financieros creada por el estadounidense Jack Dorsey, célebre por cofundar Twitter, ha acordado adquirir Afterpay por 29.000 millones de dólares (más de 24.431 millones de euros).

La firma australiana Afterpay posibilita a los usuarios pagar los productos en cuatro plazos sin intereses y recibirlos inmediatamente. Los clientes sólo pagan una cuota si se saltan un pago automático, una transgresión que también bloquea su cuenta hasta que se devuelva el saldo.

La compañía, que aún no ha obtenido beneficios, afirma que esta política limita las deudas incobrables, sobre todo en una época de recesión en la que las economías domésticas se resienten. La mayor parte de los ingresos de Afterpay proceden de los comercios minoristas, que pagan un porcentaje del valor de cada pedido realizado por los clientes, más una tarifa fija.

Afterpay fue cofundada en 2014 por Nick Molnar, el hijo de un joyero que quería romper el círculo vicioso que implicaba que algunas personas se endeudaran más con tarjetas de crédito que luego les costaba pagar. "Acababa de cumplir 18 años y me dijeron: 'No gastes el dinero que no tienes'", dijo Molnar a The Wall Street Journal el año pasado, recordando una época de rescates bancarios, colapsos de empresas y embargos de viviendas.

Desde Square no han ocultado que el atractivo fundamental del acuerdo ha sido precisamente la creciente desconfianza hacia el crédito tradicional entre los consumidores más jóvenes, un grupo especialmente afectado por la pandemia, ya que los cierres derivados de las restricciones acabaron con muchos empleos en sectores con trabajadores jóvenes, como la hostelería.

Lo cierto es que los consumidores estadounidenses han acudido en masa a servicios de "compre ahora y pague después" como Afterpay durante la pandemia, si bien parece que el uso de las tarjetas de crédito se está recuperando.

Esa tendencia no parece preocupar en demasía Sqaure. Su directora financiera de Square, Amrita Ahuja, prevé que el volumen de pagos on line alcance los 10 billones de dólares en 2024, y que los pagos a plazos de este tipo tendrán una uso cada vez mayor.

Los préstamos a plazos no son un negocio totalmente nuevo para Square. En 2017, la compañía comenzó a ofrecer opciones de financiación a los consumidores a través de sus clientes empresariales que también utilizaban Square para enviar y gestionar sus facturas. Pero el servicio nunca llegó a despegar.

El acuerdo con Afterpay es el mayor de Square hasta la fecha, precisa WSJ. Se trata, además, de la mayor adquisición de una empresa australiana, según destaca Reuters. Con esta operación se valoran las acciones de Afterpay en 126,21 dólares australianos (poco más de 78 euros), según han indicado ambas empresas en una declaración conjunta este domingo.

El precio de los títulos de la compañía se ha disparado en la sesión de hoy en la bolsa de Sídney hasta un 18,8%, llegando a los 114,8 dólares australianos, es decir, por debajo de la valoración de Square.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin