Bolsa, mercados y cotizaciones

La guerra entre China y las compañías de ropa occidentales estalla: ¿Qué marca será la más damnificada?

  • China, por detrás de EEUU, es el segundo mercado para Nike
Dreamstime

China puede ser un gran aliado pero también el peor de los enemigos. Después de que Nike, H&M, Adidas y Burberry anunciaran que dejarían de trabajar con el algodón de la región de Xinjiang, por las acusaciones de trabajos forzosos en el área, la potencia mundial ha sacado su artillería y ha iniciado un boicot contra estas firmas que está lastrando a la industria textil en el parqué.

Según informa Bloomberg, al menos seis tiendas de la firma en el país han sido forzadas a cerrar. Además, sus productos han desaparecido de plataformas como JD.com, Taobao, Tmall y Pinduoduo. El boicot general hacia estas marcas ha sido alentado desde el Comité Central de la Liga de las Juventudes Comunistas de China a través de redes sociales, mientras que algunas modelos y actrices del país apoyan a su patria y han rescindido contratos con estas firmas.

"La razón por la que el mercado está reaccionando es porque están preocupados por el impacto de primera línea. Es más un riesgo para los jugadores de lujo, porque dependen más de la demanda china, pero incluso para la corriente principal, es una región de rápido crecimiento", declara Aneesha Sherman, analista de Bernstein.

Con más de 1.400 millones de consumidores y liderando la recuperación económica tras el crash del coronavirus, China es uno de los principales mercados de estas compañías textiles y podría hacer tambalear sus beneficios después de un duro 2020."Lo que esto puede hacer es acelerar parte del cambio de acciones que ya estaba comenzando a suceder a medida que las marcas chinas locales, de rápido crecimiento en moda y ropa deportiva, comienzan a amenazar las cuotas de mercado de empresas como Inditex y H&M en esa región", avisa el analista Sherman.

El 5,2% de los ingresos de H&M provienen de China, lo que significa ser su cuarto país por ingresos, la región aportaría unos 1.100 millones de dólares al año a la compañía. Nike muestra una gran dependencia respecto al país que se ha acrecentado durante los últimos años, después de EEUU China es la nación que más ingresos aporta a la firma, un 17,9%. Por su parte, Adidas y Burberry no especifican qué porcentaje de ingresos corresponde a este país pero explican que la región de Asia-Pacífico es la que más ingresos les reporta, un 33,8% y un 40,3% respectivamente.

Pese a la fuerte dependencia de Nike, esta es la que menos está sufriendo el boicot en sus acciones ya que los expertos confían en la capacidad de la compañía para sobrepasar este tipo de baches. "Los episodios anteriores que provocaron noticias negativas y amenazas de boicot en 2018 y 2019 tuvieron poco impacto en las acciones de Nike a medida que la atención de los medios se desvaneció. Se pronostica que los ingresos de la compañía en la región experimentan una expansión de dos dígitos en 2021 y 2022", aseguran analistas consultados por Bloomberg.

Las estimaciones apuntan que los ingresos de Nike aumentarán un 16% este año, tras una disminución de más del 4% en 2020, y crecerán un 12% adicional en 2022. Según estas previsiones, las ventas en China subirán un 29% este año y un 18% en 2022.

"El boicot más reciente relacionado con la postura de Nike sobre el algodón de la región de Xinjiang podría limitar las ventas y aumentar los descuentos a corto plazo, pero vemos una fortaleza continua para la marca a más largo plazo", añaden los expertos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin