Bolsa, mercados y cotizaciones

Daniel Lacalle (Tressis): "Cuidado con las previsiones de beneficio; históricamente se dan revisiones a la baja"

  • "En 2021 tendremos una salida en K, con la zona euro saliendo a un ritmo menor que la media"
  • "Los analistas conceden a los estímulos fiscales un efecto que luego no sale"
  • "Las previsiones de beneficio se basan en que va a haber una subida récord de consumo"
Daniel Lacalle y José Miguel Maté, de Tressis AM
Madrid

José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis AM y Daniel Lacalle, economista jefe de la firma, analizan cómo empieza el año 2021 para la economía y los mercados, y dan algunas de las claves más importantes que los inversores deben tener en cuenta para los próximos meses. Bajo su punto de vista ahora es importante ser cautelosos con el exceso de optimismo que parece haberse repetirse en las estimaciones de muchos analistas. Quedan muchas cosas por resolver, y el año podría no ser tan positivo como se está descontando.

"En 2021 tendremos una salida en K", explica Lacalle; "economías como India, China y otras asiáticas, están saliendo rápidamente y recuperando el PIB, mientras otras como la zona euro, Reino Unido y Canadá, lo están haciendo a un ritmo peor que la media", señala, mientras que para Estados Unidos "el crecimiento está muy cuestionado por las estimaciones de mayores impuestos y cambios normativos de la nueva administración", reconoce.

En su opinión, el peligro para la zona euro tiene que ver con un optimismo en torno a los estímulos fiscales que podría ser exagerado. "Los analistas le conceden un efecto multiplicador que luego no sale. Ese es el factor de mayor riesgo para la eurozona", explica el experto.

De forma similar, Maté y Lacalle avisan del peligro de confiar en exceso en unas estimaciones de crecimiento de los beneficios empresariales que podrían ser demasiado altas. "Las expectativas para 2021 son espectaculares. El consenso apunta a incrementos de entre el 21 y el 30. El problema es que entre diciembre y diciembre históricamente se da una revisión a la baja de las estimaciones de beneficio", explica Lacalle.

"Están predicadas en que va a haber una subida récord del consumo y una recuperación a niveles de 2019 de la actividad en servicios hospitalarios, turismo, viajes… etc", continúa Lacalle, "y están asumiendo no sólo que los tipos de interés van a estar bajos este año, sino que van a bajar más. Hay que ser cautelosos por la historia. El historial de revisiones a la baja de beneficios empresariales va en ese sentido", insiste el economista jefe de la firma.

Cuidado con las expectativas de inflación

Otro de los temas centrales que van a tener protagonismo en 2021 es el de las expectativas de inflación, explican. "Es uno de los elementos clave para 2021. Con mucha liquidez, tipos bajos y el desplome de los precios en la primera mitad de 2020, vamos a empezar a ver cómo las expectativas de inflación empiezan a repuntar, y tenemos que vigilar hasta qué punto estas se van a trasladar a la rentabilidad de los bonos en los mercados, que son las que realmente soportan el comportamiento de los mercados" explica Maté.

"Hay que vigilar hasta qué punto las expectativas de inflación se van a trasladar los bonos en los mercados"

"Los bancos centrales creo que continuarán con una política extremadamente acomodaticia, a pesar de que vayan viéndose señales de inflación en los precios de los alimentos frescos y de las materias primas", destaca Lacalle, y también avisa del peligro que supone entrar en una situación de estanflación. "A los bancos centrales les preocupan dos cosas, el riesgo de deflación, que no le preocupa a ningún consumidor, o el riesgo de elevada inflación, pero pocos avisan del problema de la estanflación. Si la economía crece un 2,9%, como espera Bloomberg, y la inflación creciese al 3% por el efecto de las materias primas, eso sería dañino", explica.

Cómo posicionan sus carteras

En este contexto, los dos expertos dan detalles sobre su estrategia para el año 2021 y cómo posicionan sus carteras de cara a los próximos meses. "Hay que recordar que, si no se da la recuperación, habrá más tensión para las valoraciones", recuerda una vez más Maté.

Lacalle señala la "sostenibilidad, la tecnología y el cambio demográfico como las tendencias que hemos visto en los últimos años y que se han dado de manera fuerte en 2020. También, hemos visto una segunda parte del año en la que se ha recuperado parte de los sectores pro-cíclicos", explica, pero avisa de que "los riesgos son más elevados en estos sectores de valor, que muchas veces son trampas de valor".

"En 2020 se han visto una serie de estimaciones extremadamente optimistas con respecto al impulso de las medidas fiscales en EEUU"

Para él, "en 2020 se han puesto en cadena una serie de estimaciones extremadamente optimistas con respecto al impulso de las medidas fiscales en EEUU y de la guerra comercial entre EEUU y China. Creo que hay un exceso de optimismo con respecto a eso", avisa, y también del peligro de que "vuelvan a verse, como vimos en 2018, protestas por el aumento del coste de la vida por que se dispare la inflación percibida con respecto a la inflación oficial".

Maté destaca cómo, en emergentes, desde la gestora favorecen "el mercado de Asia, frente a Latinoamérica", y recuerda que "en renta fija somos muy prudentes, porque las rentabilidades pueden dar algún susto, desde los niveles en mínimos". Por su parte, Lacalle destaca la importancia de "no tener toda la cartera apostando a lo mismo", señalando la necesidad de diversificar bien, no sólo teniendo muchas compañías diferentes en cartera, sino también mirando sectores diferentes. "Debe tener una combinación de valores en los que la volatilidad haya sido baja y en los que el riesgo de revisiones a la baja de las estimaciones de beneficio sea el mínimo posible", recuerda.

En el mercado español, el experto destaca que "muchas de las empresas españolas que parecen baratas, a veces son buenas oportunidades en sus bonos corporativos, porque son empresas que se van a dedicar a fortalecer su balance, y eso hace que sus bonos lo hagan mejor", explica, destacando su preferencia por mirar la renta fija corporativa en el mercado español frente a las acciones.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Manuel d
A Favor
En Contra

Muy interesante. Se nota que hay materia gris detrás de esta empresa lo cual, en este país, es una rara avis.

Puntuación 8
#1
Angelote
A Favor
En Contra

Mucha prisa para decir que mejor no invertir en bolsa y poner el dinero en bonos privados, vamos, que les des tu dinero que ya lo gestionan ellos, tu no arriesgas y se lo llevan crudo... Venga ya!

Puntuación 2
#2