Bolsa, mercados y cotizaciones

El 'Uber chino', WeWork, Juul o SpaceX, las mayores 'startups' por salir a bolsa

  • Didi Chuxing aún no cotiza y se valora en 56.000 millones de dólares
  • Nueva movilidad, mundo digital o la exploración espacial acaparan la lista
Las 'startups' más grandes que no cotizan
Madrid

El pasado 10 de diciembre AirBnb se estrenaba en bolsa, en una operación por la que se valoraba a la firma en 47.000 millones de dólares y la convertía en la mayor salida a bolsa de todo 2020. La compañía de gestión de alquileres vacacionales dejaba entonces de engrosar las filas en la lista de las startups más grandes del mundo (empresas incipientes que necesitan un intenso apoyo financiero para poder seguir desarrollando sus proyectos) que todavía no han dado el salto al mercado público.

Es un grupo que se ha quedado algo huérfano sin el gigante estadounidense, pero que sigue contando con un nutrido grupo de componentes que podrían ser los próximos en dar el paso y empezar a cotizar. Al fin y al cabo, AirBnb no es la primera compañía de este tipo que ha seguido esta trayectoria. Antes lo hicieron firmas como Dropbox, Uber o Snap, empresas que ya tienen cierto recorrido en el parqué.

Muchas de las empresas que están en esta lista están relacionadas con los cambios tecnológicos que están teniendo lugar en el mundo en los últimos años. La nueva movilidad, los pagos digitales, e incluso la exploración y el turismo espacial son algunos de los negocios del futuro que se encuentran en este grupo. En este momento, según los datos que recogen The Wall Street Journal y Dow Jones Venture Source, la lista de mayores startups que todavía no cotizan está encabezada por Didi Chuxing, el Uber chino, que en la última ronda de financiación alcanzó una valoración de 56.000 millones de dólares.

Tras ella aparecen firmas como JUUL, de cigarrillos electrónicos, con 38.000 millones de dólares, o WeWork, que estaba valorada en 47.000 millones hasta 2019, cuando esta valoración se recortó hasta los 10.000 millones tras el intento fallido de salir a bolsa.

Didi Chuxing

Fundada en 2012, es una compañía que desarrolló una aplicación con la que llamar a un taxi, similar al servicio de Uber en el resto del mundo, y también está desarrollando su propio coche autónomo. En 2016 Uber vendió su negocio en China a Didi en una operación de canje de acciones valorada en 20.000 millones de euros, convirtiéndose la primera en el mayor accionista de la firma china, con Apple, Alibaba y Tencent como otros grandes accionistas. La última ronda de financiación que llevó a cabo fue en septiembre de 2019, y en aquel momento se valoró la empresa en 56.000 millones de dólares.

WeWork

Se trata de una empresa fundada en el año 2010, con la intención de crear espacios compartidos de trabajo en los que se faciliten los contactos entre emprendedores y nuevas startups, principalmente. En enero de 2019 la empresa se valoraba en 47.000 millones de dólares, la segunda más grande tras Didi, y contaba entre sus inversores principales con gigantes del mundo financiero como Goldman Sachs, Jefferies Group o JP Morgan.

Sin embargo, las cosas han cambiado para WeWork en poco tiempo, un reflejo del riesgo que puede entrañar invertir en este tipo de negocios incipientes. En agosto de 2019 la empresa empezó a prepararse para una posible salida a bolsa, que terminó siendo un fiasco. Los inversores empezaron a estudiar la situación financiera de la empresa y surgieron las dudas.

Todo desembocó en la salida de Adam Neumann, su fundador, de la empresa, tras recibir 1.700 millones de dólares por parte de SoftBank, que pasó a controlar la empresa y se redujo la valoración de la firma hasta los 10.000 millones de dólares, lo que todavía la deja entre las 10 startups más grandes del mundo.

JUUL

Es una compañía de cigarrillos electrónicos y vaporizadores fundada en 2017 en California. A finales de 2018 la tabacalera Altria invirtió 12.800 millones de dólares en la firma, que comercializa sus productos como los orientados a los fumadores adultos para ayudarles a dejar el hábito. Sin embargo, ha recibido críticas por parte de reguladores e instituciones de salud al existir casos de personas que no eran fumadores y lo han terminado siendo tras el uso de sus productos.

SpaceX

No todo es Tesla en la mente de Elon Musk. SpaceX, fundada en 2002, es otra de las empresas que está sacando adelante el magnate, con el objetivo de llegar a crear colonias humanas al planeta marte. ¿Ciencia ficción? Habrá que esperar para verlo, pero por ahora ha conseguido el hito de recuperar cohetes espaciales ya utilizados. La empresa está valorada en 30.500 millones, con firmas como Fidelity y Google entre sus grandes accionistas. En 2020 surgió el rumor de que Musk quiere sacar a bolsa la parte del negocio de SpaceX dedicada al desarrollo de una red de satélites para dar servicio de Internet en el espacio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.