Bolsa, mercados y cotizaciones

El dinero 'aparcado' en la eurozona supera los 3 trillones y advierte de un colapso en el mercado de deuda

  • BofA considera que "el exceso de liquidez" de la banca resulta exagerado
  • Y avisa de que provocará un pico de volatilidad de los bonos a cierre de año
Banco Central Europeo.
Madrid

El dinero aparcado en el Banco Central Europea (BCE) superó los 3 trillones de euros por primera vez en la Historia a finales de septiembre como consecuencia de "la respuesta de la institución monetaria a la crisis del coronavirus", según apunta Ronald Man, estratega de BofA Global Research, quien advierte de que este "exceso de liquidez resulta exagerado" y de que provocará tensión en el mercado de deuda al cierre del ejercicio.

Tanta como para colapsarlo, porque el dinero parado en la eurozona ha pasado de 1,75 trillones en marzo -antes de que el BCE comenzara a desplegar las primeras medidas extraordinarias para contrarrestar el impacto del Gran Confinamiento en la economía- a más de 3 trillones, y eso refleja que en el actual contexto de tipos en mínimos por mucho tiempo los bancos tienen pocos incentivos para prestar dinero o realizar otras operaciones, como las repos.

Técnicamente, el exceso de liquidez es el dinero disponible en el sistema bancario de la eurozona que las entidades financieras comerciales no necesitan para atender sus operaciones -préstamos, hipotecas o llenar de billetes los cajeros- y BofA calcula que un 55% del total actual procede precisamente del programa TLTRO-III que el BCE puso en marcha en 2019 -y que ha acelerado en los últimos meses- para inundar el sistema de dinero y evitar problemas en el corto y el medio plazo.

Las TLTRO son préstamos que concede la institución que preside Christine Lagarde a los bancos de la eurozona en condiciones muy ventajosas y a vencimientos largos con el objetivo de que presten a empresas y familias, pero el amplio despliegue como consecuencia de la crisis afectará al mercado de deuda, según el experto del banco de inversión norteamericano.

"Los bancos pueden volver a reducir la oferta de bonos en el mercado de repos, lo que ya se vio en el tercer trimestre de 2020, y eso podría dejar vulnerables a los inversores que necesitan cubrir posiciones cortas [las que esperan que el precio baje y suba el interés]", explica Ronald Mand.

Lagarde: "Estamos preparados para utilizar todas las herramientas que producirán el resultado más efectivo, eficiente y proporcionado"

Las operaciones de repo son otro instrumento de política monetaria y se suelen realizar con títulos de deuda pública, en las que se pacta la recompra a un tipo de interés determinado -por lo que el inversor recibirá su dinero más un beneficio-. "Normalmente se trata de una forma de obtener liquidez a corto plazo para los bancos", explica BBVA, y el riesgo es que las entidades financieras no acudan a ellas ante los niveles de dinero aparcado actualmente.

Este análisis encaja con las últimas intervenciones de Lagarde, quien ha incidido en la preocupación de que la recuperación sea lenta. "Estamos preparados para utilizar todas las herramientas que producirán el resultado más efectivo, eficiente y proporcionado", ha dicho, y ha admitido la posibilidad de incluso recortar los tipos de interés, que actualmente se encuentra en el -0,5%.

"Somos cautelosos con la alta volatilidad que puede darse en el mercado de repos europeo al cierre del año [cuando se cuadran las carteras], especialmente si la demanda de liquidez de los bancos sigue siendo baja y las posiciones cortas en bonos de los inversores crecen", concluye el estratega de BofA.

Al bono español de referencia, con vencimiento a 10 años, se le exige hoy un interés del 0,16%, solo cerca de 4 puntos básicos más que el 0,12% del 16 de octubre, mínimo de 2020, pero aun tiene margen de subida por precio hasta el mínimo histórico del 0,035% del 15 de agosto de 2019.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin