Bolsa, mercados y cotizaciones

Cómo acudir a la ampliación de IAG sin poner un euro más

  • Los derechos cotizan a 0,41 euros y las acciones, a 1,21euros
  • La venta de derechos genera plusvalías por las que deberá tributar del 19% al 23%
Aviones de Iberia.

La operación blanca consiste en vender los derechos de suscripción preferente en una operación de este tipo y con ese dinero comprar más acciones de la compañía sin tener que desembolsar más dinero. Es importante el timing con el que se realiza para poder aprovechar el precio más alto en el primer caso y recomprar títulos en un momento bajo de mercado.

IAG tiene en marcha una ampliación de capital de 2.741 millones de euros que supone aumentar su capitalización previa al anuncio en un 68,5%. Es una operación tremendamente dilutiva para el accionista que decida no acudir. Pero también es una buena opción de promediar a la baja la inversión en la aerolínea, teniendo en cuenta que en lo que va de año acumula pérdidas en bolsa del 74,7%, más aún tras el desplome de ayer del 14,1% ante las nuevas restricciones al tráfico aéreo en Europa debido al coronavirus.

Además de no acudir a la ampliación, existen otras dos opciones para el accionista: suscribirla sin más, lo que implica invertir más dinero, o llevar a cabo lo que en la jerga financiera se denomina operación blanca. Consiste en vender los derechos a mercado y con ese dinero comprar más acciones de la compañía sin necesidad de poner un euro más.

El canje de la operación se ha fijado en 3 acciones nuevas por 2 antiguas. El nominal de estos nuevos títulos es de 0,92 euros. A cierre del viernes, sigue siendo similar entrar a la operación vía acciones o vía derechos, considerando que los derechos se desplomaron un 44% hasta los 0,41 euros y las acciones cayeron a 1,21 euros. El coste de entrar por la primera vía es de 1,19 euros también.

Pero llevar a cabo la operación blanca, donde no hay que desembolsar más dinero, es otra opción teniendo en cuenta el hastío de muchos inversores que entraron en IAG precios de 5, 6 ó 7 euros hace solo unos meses.

Para realizar este ejercicio desde elEconomista tomamos como referencia una cartera con 1.000 acciones de IAG, lo que implica tener otros 1.000 derechos desde que se desdobló su valor el pasado lunes. A los precios de cierre del viernes, de 0,41 euros por derecho, su venta a mercado alcanza un valor de 410 euros.

Tomando ese dinero en bruto -es decir, sin descontar comisiones de compra/venta del bróker-, con ese importe el inversor adquiriría en bolsa 339 acciones más, elevando el tamaño de su cartera a 1.339 acciones, lo que implica un valor de 1.620 euros. A cierre del jueves esta misma ecuación hubiera dado 750 euros -con el precio del derecho en 0,75 euros- lo que permitía comprar otras 528 acciones. La clave para llevar a cabo la operación blanca reside en el timing. La mejor de las opciones sería vender los derechos cuando su precio esté en el máximo y comprar acciones en el mínimo, para maximizar el número de títulos. En este escenario -tan optimista- si el inversor vendió sus derechos en el pico al que llegaron de 0,8 euros -considerando datos a cierre de sesión- y compró títulos en el mínimo, que fue ayer, a 1,21 euros, hubiera reinvertido 800 euros para hacerse con 661 acciones de IAG.

Ahora bien, debe tener en cuenta que la venta de los derechos generará plusvalías por las que deberá tributar sobre la base del ahorro, y al no vender las acciones no se compensar con minusvalías. Se aplica un tipo mínimo del 19% para los primeros 6.000 euros, del 21% hasta los 49.999 euros y del 23% para cantidades superiores a partir de 50.000 euros.

En qué situación queda IAG

Desde Bankinter recomiendan acudir a la operación que "tiene sentido desde el punto de vista estratégico y es bueno en términos de solvencia". Eleva la liquidez de IAG en más de 10.300 millones de euros, a la cabeza del sector. "La clave está en el grado de recuperación (levantamiento progresivo de restricciones por mejora sanitaria, vacunas...) en un escenario en el que IAG está consumiendo unos 200 millones de euros por semana (frente a los 440 millones del inicio de la pandemia) que debería tender a reducirse a medida que se vayan levantado las restricciones a la movilidad", apuntan desde Renta 4.

Esto implica que si se toma como referencia el final de la ampliación, el 25 de este mes, considerando el consumo actual de liquidez, la aerolínea tendría caja para las próximas 47 semanas, lo que nos lleva hasta agosto del año de 2021. El principal accionista del holding, Qatar Airways, suscribirá también su parte -un 25,1%-, lo que despeja las dudas sobre una posible entrada del Estado en el capital, "como ha sucedido con Lufthansa o KLM-AirFrance y, en cuyo caso, el descuento habría sido incluso superior", sentencian desde la firma de análisis naranja, que conceden un precio objetivo a IAG de 2 euros, en línea con el consenso de mercado que recoge Bloomberg. La aerolínea lleva siendo compra para los analistas desde marzo de 2019. Si la firma alcanzara su precio objetivo implica un potencial alcista del 65% desde niveles de cierre del viernes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin