Bolsa, mercados y cotizaciones

De Guindos espera una recuperación "en V" en Europa

  • Lagarde considera que la crisis del coronavirus no requiere todavía una respuesta del BCE
  • "La única cuestión que debemos temer es una alarma injustificada", señala De Guindos
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE
Madridicon-related

Los dos principales responsables de la política monetaria europea, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE) y Luis de Guindos, vicepresidente de la misma institución, se pronunciaron ayer sobre las crisis del coronavirus y el impacto que podría tener en la economía. El mensaje de ambos parecía orientado a calmar los ánimos en el_Viejo Continente, con una llamada a la tranquilidad y una petición a los ciudadanos a intentar evitar reaccionar en exceso a los acontecimientos.

La presidenta francesa destacó, en declaraciones a Financial Times, que los miembros del BCE están "vigilando de cerca" la evolución y el desarrollo que está teniendo el coronavirus y según su análisis la situación no ha llegado al punto que exija que el organismo tenga que tomar medidas para apoyar a la economía. Según Lagarde, se está monitorizando la situación "con mucho cuidado" y por el momento no parece que el contagio vaya a tener un impacto significativo en la inflación, el elemento clave que vigila la institución, al ser la pieza central de su mandato.

De Guindos, por su parte, compareciendo en el I Foro del Cooperativismo Agrario, hizo un llamamiento a la calma al destacar que "es importante no sobrerreacionar" en la crisis que está generando la enfermedad. Según Guindos, el escenario central para la economía europea sigue siendo el de una recuperación "en forma de V" y considera que los daños se centrarán principalmente en la economía china. "Las sobrerreaciones en estos eventos que generan tanta incertidumbre a veces tienen un impacto más grande que el propio evento", destacó el economista español, añadiendo que "la única cuestión de la que tenemos que tener miedo es a una alarma injustificada".

División en el BCE

Durante los últimos días la crisis del coronavirus ha puesto en primera plana las diferencias de opiniones que existen entre algunos miembros del consejo de gobierno del BCE, en cuanto a la capacidad que tiene el organismo de echar un cable a la economía para intentar reducir el impacto del virus en la economía, y apoyar la recuperación. El viernes, Philip Lane, economista jefe del organismo, señalaba que los miembros del consejo de gobierno tienen "súper claro" que están preparados para bajar los tipos de interés, si fuese necesario, algo que quedó en entredicho en la reunión del G20 durante el fin de semana, donde Ignazio Visco, presidente del banco central de Italia, señaló que "si no se aprecia una recuperación rápida en V [el escenario más probable que maneja Lane y el BCE] se requerirá una actuación coordinada", refiriéndose a que serán los gobiernos quienes tendrán que "utilizar políticas fiscales", ya que "es poco probable que el BCE pueda hacer mucho más en ese frente".

El presidente del banco central francés, François Villeroy de Galhau, opina en un sentido similar, ya que señaló en el foro que debe fortalecerse "la colaboración" entre distintas áreas, ya que la pelea no puede hacerla "por sí sola la política monetaria".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud