Bolsa, mercados y cotizaciones

Aramco ya está bajo la lupa de los analistas... y estos recomiendan vender

  • Nadie produce tanto ni tan barato, pero su precio ya lo descuenta
  • El dividendo de 2020 renta ahora un 4,5%, algo por debajo del sector
La salida a bolsa de Aramco, en Riad
Madrid

Poco más de un mes tras su salida a bolsa la petrolera saudí ya tiene más de 10 analistas siguiéndola (14, en concreto) y consideran que lo mejor que pueden hacer los accionistas con los títulos de Aramco es vender. Es el líder indiscutible del sector, según los analistas, pero parece que todo está ya descontando en el precio.

En 2019 ha habido una compañía que ha sido la gran protagonista en el ámbito de las salidas a bolsa, y también del sector petrolero. Aramco, la mayor petrolera del mundo por producción y que además cuenta con los costes de extracción más bajos del mundo, salió a bolsa en diciembre, tras varios años de retrasos y constantes rumores sobre la operación, que prometía ser la salida a bolsa más grande del mundo, incluso con el gobierno saudí vendiendo sólo un 5% de la compañía.

La promesa se cumplió: la empresa salió al mercado a un precio de 32 riales, lo que suponía una valoración en el entorno de los 1,5 millones de euros, recaudando unos 23.300 millones de euros con la operación, y confirmando un récord histórico en este sentido. La reacción de los mercados fue positiva, comprando los títulos de la petrolera hasta que estos llegaron a tocar los 38 riales.

Posteriormente Aramco se ha estabilizado en el entorno de los 34 riales, y las recomendaciones de los expertos no son positivas para el valor: de media, los 14 analistas que siguen a la compañía recomiendan vender sus títulos y los valoran un 3% por debajo del nivel al que cotizan actualmente.

De esta forma, Aramco es la rara avis de las salidas a bolsa, operaciones en las que es habitual ver buenas recomendaciones de los analistas. En este caso hay que resaltar que la operación la gestionaron compañías financieras saudíes, y no bancos de inversión estadounidenses, como suele ser habitual en grandes salidas a bolsa, en las que puede haber cierto conflicto de interés.

Una empresa líder... que ya lo ha descontado

Algunos de los fundamentales que presenta Aramco la colocan como la líder indiscutible del sector del petróleo. Es el mayor productor del mundo, con 10,3 millones de barriles diarios en 2018 y los costes más bajos del planeta, en el entorno de los 2,8 dólares por barril, según los datos de la compañía. También tiene las reservas de petróleo más grandes, más del doble que cualquier empresa del mundo, si se compara con las 10 petroleras más importantes en este sentido.

Su margen de beneficio bruto superará el 60%, tanto en 2020 como en 2021, según el consenso de analistas que recoge FactSet, y desde Bank of America Merril Lynch también destacan su liderazgo mundial en este campo. El dividendo que repartirá la compañía, de 75.000 millones anuales, según se comprometió el año pasado, supone una rentabilidad del 4,5% con la valoración actual de la compañía, por debajo del 5,5% que se estima de media que repartan las 10 grandes petroleras integradas este año, según FactSet.

Estos datos positivos reflejan que se trata de una compañía con unos sólidos fundamentales en este momento en opinión de los analistas. El problema es que estos ya parecen estar descontados en el precio, lo que está detrás de las negativas recomendaciones por parte de los analistas. Bank of America lo resume, explicando que "Aramco es única. En términos de calidad de activos, escala y rentabilidad, convierte en enanos a casi todas las empresas del planeta. Sn embargo, en las valoraciones actuales, la mayor parte de los factores fundamentales ya están puestos en precio, por lo que le damos una recomendación neutral. En términos de valoración, a 18 veces 2020, Aramco cotiza más cara que las comparables europeas y de mercados emergentes, y en línea con las empresas estadounidenses".

Si la intención del gobierno saudí era que el mundo asumiese que su empresa valía 2 billones de dólares, los mercados le han quitado la razón. Al menos, en este momento han dejado claro que no la valoran tanto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0