Bolsa, mercados y cotizaciones

El movimiento corporativo se sitúa en mínimos de 16 años en Europa

  • A este ritmo se cerrará el año con 640.000 millones anunciados
El goteo de operaciones cada vez es menor

Entre las múltiples variables que el mercado en Europa no ha sido capaz de recuperar desde la crisis está el nivel de movimiento corporativo, que este año está especialmente deprimido en el Viejo Continente. Según los datos de UBS, las fusiones y adquisiciones anunciadas este año en Europa van a un ritmo con el que acabarían el año en 700.000 millones de dólares (640.000 millones de euros), algo que ya se intuía al inicio del año. Esto supondría un fuerte retroceso con respecto al año pasado, cuando se superó el billón de dólares, y la menor cifra en 16 años.

"La actividad de fusiones y adquisiciones en Europa se está quedando retrasada tanto en comparación con Estados Unidos como con su propia historia. Al otro lado del Atlántico los anuncios de operaciones corporativas van a un ritmo de 2 billones anualizados, cerca de máximos históricos, mientras que en Europa está en mínimos", aseguran desde la entidad helvética.

Evolución del volumen de operaciones corporativas en Europa

Todo ello en un entorno en el que cada vez resulta más barato financiarse -la rentabilidad de la deuda corporativa con grado de inversión en euros apenas supera el 0,5%-, lo que debería facilitar las posibles operaciones. "La financiación barata y, en algunos sectores, la sobrecapacidad y la necesidad de consolidación (como en la banca) sugieren que el movimiento corporativo debería incrementarse", inciden en el banco. Con todo, lo cierto es que -a pesar de las valoraciones históricamente bajas- el mercado de fusiones también sigue en mínimos en la industria bancaria.

"Mirando a la falta de consolidación en Europa, creemos que la fotografía es similar a la de Japón más que a la de EEUU. No vemos posibilidades materiales emergiendo en el sector, por lo que la consolidación, que podría haber reducido la competencia, quitado algo de presión a la hora de fijar precios y ahorrado costes, está básicamente ausente", indican en JP Morgan.

Este mismo año ya se ha visto como varias operaciones que se habían encaminado acabaron en fiasco en la banca y en otros sectores. La fusión entre Siemens y Alstom, que habría creado un gigante con ventas de más de 15.000 millones, fue vetada por Bruselas. Mientras, la posible unión entre Fiat y Renault se ha ido al traste y las conversaciones entre Deutsche Bank y Commerzbank también acabaron encallando.

Sin grandes tratos

Uno de los motivos que han provocado el pinchazo en el mercado de fusiones y adquisiciones ha sido la ausencia de grandes tratos. Según los datos de Bloomberg, solo ha habido once acuerdos en el Viejo Continente que hayan superado los 5.000 millones de dólares de valor. 

De hecho, solo una operación de las anunciadas supera los 10.000 millones de dólares. En concreto, Anheuser-Busch anunció un acuerdo para vender su filial australiana a la japonesa Asahi Group en una operación por un valor cercano a los 11.300 millones de dólares.

Solo ha habido once acuerdos en el Viejo Continente que hayan superado los 5.000 millones de dólares de valor

Esta situación contrasta con la vivida al otro lado del Atlántico, donde se han anunciado varios tratos por valores elevados. En concreto, el récord corre a cuenta de la compra de Raytheon por parte de United Technologies, en una operación de 90.000 millones de dólares. La segunda posición es para la adquisición de Celgene por parte de Bristol Myers por 88.800 millones de dólares. El tercer trato más grande se produce en el sector salud y también en Estados Unidos, con la compra de Allergan por AbbVie en una operación de casi 84.000 millones de dólares.

Con todo, hay quien advierte de que el ciclo de operaciones corporativas a nivel global podría estar llegando a un punto de inflexión: "En la primera mitad del año a nivel mundial el valor de las operaciones se estabilizó en la media de largo plazo. pero hay ciertas señales de alarma. El número de tratos fue de 15.400, aproximadamente 3.000 menos que en la primera mitad del pasado año, lo que posiblemente indica el final del actual ciclo", indican desde Boston Consulting Group.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0