Bolsa, mercados y cotizaciones

El movimiento corporativo se atasca en Europa y baja a mínimos de 8 años

  • Se mueven solo 70.000 millones en 2019, mientras a nivel global está en máximos

El apetito de los inversores por las compañías europeas sigue dando signos de estar agotado. Según los últimos datos de EPFR, los fondos de bolsa europea han sufrido salidas de dinero en 24 de las últimas 25 semanas y en lo que va de año han huido en torno a 30.000 millones de dólares (26.400 millones de euros) de la renta variable de la región. Este pesimismo también se está trasladando al mercado de operaciones corporativas.

Según los datos recopilados por Morgan Stanley, en lo que va de año se han movido en torno a 80.000 millones de dólares (algo más de 70.000 millones de euros) en fusiones y adquisiciones en el Viejo Continente, el nivel más bajo desde 2011. Por contra, a nivel global la cifra supera los 400.000 millones de dólares (unos 350.000 millones de euros), el nivel más elevado de los últimos 12 años. "Es reseñable como las operaciones corporativas a nivel global se han mostrado muy fuertes en lo que va de año, alcanzando su nivel más alto desde 2007. Sin embargo, la actividad en Europa ha sido mucho más apagada, con los volúmenes situándose en su nivel más bajo en ocho años", apuntan desde la entidad norteamericana.

Una tendencia de 2016

En todo caso, los datos en lo que va de año simplemente apuntalan una tendencia que se venía sucediendo desde el año 2016. Desde que en ese ejercicio a estas alturas del año se superaban los 150.000 millones de dólares en M&A (fusiones y adquisiciones, por sus siglas en inglés), todos los ejercicios el volumen de operaciones en Europa ha ido retrocediendo mientras a nivel mundial la cifra no dejaba de crecer (ver gráfico). En todo caso, los analistas apuntan a que, con los bajos tipos de interés y el reducido endeudamiento de la región -se espera que la ratio deuda/ebitda se quede en torno a una vez-, la lógica apuntaría a que el mercado debería comenzar a reactivarse. "Uno de los catalizadores del mercado alcista de EEUU durante 10 años ha sido la capacidad de las compañías para volver a endeudarse. Obviamente, esto no es la panacea para todas las acciones o todos los momentos del ciclo, pero dado el bajo punto de endeudamiento de Europa y el coste del crédito en comparación con la rentabilidad de los dividendos, habría algunas acciones que probablemente se beneficiarían mediante un mayor endeudamiento para realizar operaciones corporativas", explican desde UBS.

Por su parte, desde Morgan Stanley consideran que sectores como "el eléctrico, el farmacéutico o el químico ofrecen oportunidades prometedoras". "Pienso que el sector industrial está de manera general poco consolidado en Europa, donde está muy fragmentado, con muchas compañías privadas actuando en paralelo y que necesitan fusionarse", explica Colm Donlon, jefe de M&A para Europa de la entidad.

Con respecto al coste de la deuda, no parece que este vaya a ser un problema, al menos para aquellas compañías que cuentan con grado de inversión. Aunque los intereses de la deuda corporativa que no es bono basura han repuntado desde los mínimos históricos de 2016, la rentabilidad del índice de Bloomberg y Barclays que mide el interés del papel de compañías europeas con grado de inversión se sitúa apenas en el 1,1%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0