Bolsa, mercados y cotizaciones

El 'nuevo bitcoin' creado por expertos suizos que consume mucha menos energía

Un equipo de expertos en computación de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), liderados por el informático Rachid Guerraoui, ha ideado un sistema de transacciones de criptomonedas alternativo al enorme gasto de energía que entraña el utilizado con el pago en bitcoins.

El sistema, que los expertos han denominado 'Difusión Bizantina Fiable', estará disponible en código abierto a partir de finales del próximo año, y busca reducir las limitaciones de la popular bitcoin, cuyo consumo energético está teniendo ya un importante impacto medioambiental, explicó hoy EPFL en un comunicado.

La alternativa se basa en un cambio radical de paradigma, ya que si el bitcoin exige que las transacciones sean verificadas por todos los participantes en el sistema, el modelo ideado en Suiza supone que todos son "inocentes hasta que se muestre lo contrario" y no se requieren costosas operaciones de verificación.

El modelo del bitcoin, ideado en 2008 por un matemático cuyo nombre real se desconoce pero que firma con el nombre en clave de Satoshi Nakamoto, estipula que para garantizar el uso seguro de la criptomoneda (por ejemplo, que no se pague dos veces con la misma) se requiere que todos participen en la verificación de operaciones.

Los que se involucran en estas transacciones deben por ello realizar complejas operaciones matemáticas que otros miembros del sistema bitcoin deben confirmar, por lo que se calcula que esta red financiera ya supone al mundo un gasto eléctrico similar al de un país como Austria.

En el sistema ideado en la EPFL, se cambia la asunción de que todos los participantes en él pueden ser timadores potenciales, asume que todos son honestos en el inicio y sólo cuando uno de ellos comete una irregularidad es expulsado.

Esta alternativa, explicó Guerraoui, genera en cada transacción un consumo de energía "equivalente al de un envío de correo electrónico", y mientras el impacto medioambiental de un solo intercambio de bitcoins equivale a unos 300 kilos de dióxido de carbono, el nuevo modelo impactaría sólo en apenas unos gramos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0