Bolsa, mercados y cotizaciones

El guiño de Trump a China no cambia que el rebote de la bolsa es vulnerable

  • Los inversores volvieron ayer a la bolsa y al dólar y se alejaron de la renta fija
  • Por técnico los expertos avisan de que aún es muy pronto para regresar a la bolsa
EEUU da un paso atrás en la guerra comercial
Madrid

China y Estados Unidos no se han ido de vacaciones en agosto. Durante el último mes la guerra comercial ha subido de intensidad, con el anuncio por sorpresa de nuevos aranceles por parte de la administración Trump el día 1 de agosto, y la contestación de China el día 5, permitiendo que el yuan se depreciase por encima de los 7 yuanes por dólar. Los últimos ataques y represalias entre las dos economías más grandes del planeta han tenido eco en los mercados, con ventas generalizadas de renta variable durante las primeras semanas de agosto, tanto en Estados Unidos y China, como en la eurozona, región que se está viendo salpicada por la guerra comercial.

Sin embargo, el último anuncio de la administración estadounidense, que suavizó su postura al eliminar algunos productos de la lista de bienes que se grabarán, retrasando además hasta el 15 de diciembre la imposición de aranceles para otros muchos productos -hasta ahora estaban establecidos para el 1 de septiembre-, ha aliviado las tensiones en los mercados, haciendo que los inversores volviesen el martes a la bolsa y al dólar estadounidense y se alejasen del bono americano durante el día, un activo que ha servido de refugio por las tensiones de las últimas semanas. El buen dato de inflación que se conoció por la mañana también pudo contribuir a las compras de activos de más riesgo por parte de los inversores.

En cifras, el S&P 500 llegó a subir más del 2%, hasta alcanzar los 2.943 puntos, poco después de su apertura. El índice dólar, que recoge los principales cruces de la moneda estadounidense, también celebró el anuncio de la administración, con una subida que superó el 0,4% durante la jornada. Los avances se suavizaron posteriormente para la bolsa americana, con el S&P 500 subiendo un 1,5% a media sesión de Wall Street. El bono americano se comportó de forma contraria: las ventas lo hicieron subir 3,6 puntos básicos en rentabilidad, hasta el 1,68%.

Las bolsas europeas, por su parte, cambiaron de rumbo tras conocerse la medida de la administración Trump, y pasaron de caer durante el día a cerrar con subidas generalizadas, del 0,92% para el EuroStoxx 50, del 0,60% para el Dax, y del 0,22% para el Ibex 35, el índice que menos subió de Europa durante el día.

Un rebote vulnerable

La reacción inicial de los inversores ha sido acudir a activos de más riesgo y dejar de lado los bonos americanos, pero los expertos avisan de que todavía no se puede cantar victoria, ya que, según el análisis técnico, el rebote de la bolsa estadounidense todavía es vulnerable, y los descensos podrían retomarse pronto. Carlos Almarza, analista de Ecotrader, explica cómo "los principales índices norteamericanos están formando a corto plazo un rebote que mucho nos tememos va a ser muy vulnerable y previo a una segunda pata bajista, que es a la que recomendamos esperar antes de plantearse comprar de nuevo renta variable estadounidense".

El experto avisa de los niveles que hay que vigilar antes de volver a plantearse entrar en bolsa del gigante norteamericano: "Todo apunta a que el giro bajista todavía podría tener recorrido hasta la zona de mínimos del pasado mes de junio y el origen del último tramo alcista, concretamente los 2.725 puntos del S&P 500", y avisa de que "a día de hoy, salvo que veamos que cambie drásticamente la situación técnica de los mercados no somos partidarios de comprar hasta que se alcancen esos soportes críticos". De esta forma, todavía hay un hueco importante que las bolsas estadounidenses tendrían que atravesar para volver a comprar, ya que los 2.725 puntos todavía están un 7% por debajo del nivel al que se movía el martes el índice estadounidense.

Desde Monex Europe explican cómo "las negociaciones comerciales entre China y EEUU ofrecen otro episodio de volatilidad a los mercados, después de que los representantes comerciales de ambos países dieran pasos favorables en las relaciones bilaterales", y destacan cómo, a raíz de esto, "la percepción de riesgo en los mercados financieros se ha reducido sustancialmente, con expectativas de que ambos países se aproximen a una normalización de las relaciones. Las monedas emergentes y las materias primas, típicamente más volátiles y arrriesgadas, se dispararon al momento. En contraste, los activos refugio como los bonos del tesoro; el oro; y el euro y el yen cayeron drásticamente".

Expuestos a la volatilidad

La posibilidad de ver una mayor caída de las bolsas no sólo la reconocen los analistas técnicos. Desde Monex, explican cómo "aunque los últimos titulares reflejan una ligera calma en relación al tono agresivo de los últimos días, el acercamiento podría ser meramente operativo y no necesariamente un cambio radical en el curso de las negociaciones. En consecuencia, los mercados continúan expuestos a reaccionar de manera volátil en el corto plazo, si las negociaciones entre ambos países no progresan favorablemente".

Si bien parece que se puede considerar una señal de acercamiento entre los dos gigantes, tampoco hay que olvidar que el grueso de los aranceles se ha pospuesto unos meses, y que, de momento, la intención de la administración estadounidense parece ser, de momento, seguir adelante con ellos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0