Bolsa, mercados y cotizaciones

Las cinco grandes tecnológicas superarán los 100.000 millones de caja en 2022

  • Alphabet se convertirá en la única que superará los 200.000 millones
  • Acumularán más de 760.000 millones entre todas, más del doble de lo previsto

Hablar de tecnológicas y de Estados Unidos es hacerlo de dinero a espuertas. Y es que una de las grandes características de estas empresas ha sido y sigue siendo la caja o posición de tesorería que suelen tener. Pese a que una industria tan competitiva como la tecnológica suele implicar grandes inversiones para seguir en la cresta de la ola, las cajas fuertes de las grandes firmas del sector no dejan de crecer y ya se prevé que, en conjunto, atesoren en 2022 más de 760.000 millones de dólares, 2,2 veces más de lo estimado para 2019.

Para que se haga una idea de lo que significa esta cantidad, la caja de Alphabet, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft supondría un 21 por ciento del balance de la Reserva Federal, que actualmente está en 3,8 billones. Esto implica que cada una de estas empresas, sin excepción, tendría en tesorería más de 100.000 millones de dólares dentro de tres años.

Para Joachim Fels, de PIMCO, estas empresas "están aparcando mucha de la liquidez que tienen en los mercados financieros, y se han convertido en ahorradores netos, por lo que contribuyen al exceso de ahorro, y mantienen los tipos de interés bajos".

Una visión que no comparte Juan Fernando Robles, profesor de finanzas y banca, que defiende que "se sobreestima la capacidad que tienen esas empresas para influir en los movimientos de capitales", ya que estas cantidades son "una gota en el océano frente a la masa monetaria que hay". Por su parte, Juan José Fernández-Figares, de Link Securities, indica que "si no encuentran nuevos negocios para invertir, ese dinero terminará en manos de los accionistas, lo que es bueno para la economía, ya que es una importante inyección de liquidez para el sistema. Habrá nuevos programas de recompra de acciones, lo que suele servir, además, para impulsar al alza las cotizaciones".

La mayor 'caja fuerte'

La caja neta suele utilizarse como un indicador de la salud de una compañía, ya que permite observar la capacidad de ésta para generar efectivo después de todos los gastos pagados. En otras palabaras, la caja supone que tu liquidez supera a tu deuda financiera, por lo que implica un riesgo financiero a corto plazo casi nulo o muy bajo.

Tradicionalmente, la reina por excelencia a este respecto ha sido Apple, con posiciones de tesorería inalcanzables para el resto de empresas (llegó a superar los 250.000 millones). Una situación que va a cambiar a tenor de las perspectivas de los expertos. A este respecto, Alphabet ya conseguirá el año que viene superar a la firma de la manzana con una caja de 125.600 millones de dólares, frente a los 88.000 millones que prevén los expertos para Apple.

Una tendencia que se mantendría en los próximos años. Así, la matriz de Google ya lograría tener líquidos 223.000 millones de dólares en 2022, mientras que Amazon sería la segunda firma con mayor caja neta con casi 190.000 millones de dólares. Una diferencia entre Alphabet y Amazon con respecto a Apple es que las primeras no pagan dividendo al accionista, si bien es habitual en todas las recompras de acciones.

Una de las características de unas cajas tan descomunales es que permiten hacer adquisiciones para seguir creciendo sin necesidad de endeudarse. Para muestra un botón: Amazon ha sido la más activa este año al comprar un total de 18 empresas. La siguen Alphabet con 16 compañías, Microsoft con 11, Apple con siete y Facebook con tres adquisiciones.

Repatriar el dinero

Para expertos como el profesor de finanzas y banca Juan Fernando Robles, la clave no está en cuánto dinero tienen estas compañías, sino dónde lo tributan. Precisamente este ha sido una de las obsesiones de Donald Trump, que aprobó una rebaja en los impuestos en caso de repatriar los activos que las empresas tienen fuera de las fronteras estadounidenses, pasando así de un tipo del 35 por ciento a un 15,5 por ciento en el caso de activos líquidos y un 8 por ciento en el de otros tipo de activos.

Según los datos publicados por el Departamento de Comercio, las firmas estadounidenses repatriaron más de 660.000 millones de dólares en 2018. Gran parte de ese dinero se destinó a recomprar acciones propias, según recoge un estudio de la Reserva Federal. De hecho, esta actividad alcanzó un récord de 1,1 billones de dólares. Con esta práctica se favorece a corto plazo la subida del mercado, ya que existen menos acciones en circulación, lo que alimenta el apetito de los inversores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

pspe2
A Favor
En Contra

Algo tendrá que ver el que no paguen apenas impuestos, facturen en paraísos fiscales y hagan competencia desleal a las empresas nacionales. Que paguen los mismos impuestos que las pequeñas empresas, autónomos y trabajadores.

Puntuación 1
#1