Medios - Comunicación

La Audiencia Nacional pone el freno a la suspensión temporal de Telegram y pide antes más información

  • El juez recurre a la Comisaría General de Información para conocer mejor la aplicación

La Audiencia Nacional pone el freno a la suspensión temporal de Telegram. El juez, Santiago Pedraz, ha pedido a la Comisaría General de Información que elabore un informe para conocer más en profundidad que es Telegram, como funciona y, sobre todo, que impacto podría tener en los usuarios si se suspende temporalmente su uso.

El conflicto se remonta al pasado viernes, cuando Pedraz ordenaba suspender de forma cautelar la aplicación de mensajería. Una denuncia de Mediaset, Atresmedia y MovistarPlus por presunto uso no autorizado de contenido audiovisual sometido a derechos de autor hacía saltar todas las alarmas.

Justo 24 horas después, el juez volvía a hacer un comunicado. El sábado pidió a las telecos de España que "suspendieran el acceso a Telegram en un plazo de tres horas, como medida temporal", explicaba Pedraz en un comunicado de la Audiencia Nacional. El juez alegó que era una medida "proporcional a la gravedad del problema y era necesaria". Además, está avalada por la Ley de Enjuiciamiento Criminal en España (LECRIM) —y en especial por el artículo 13.2— que permite tomar medidas cautelares contra delitos cometidos en Internet.

El magistrado se vio obligado a tomar esta decisión porque las autoridades de las Islas Vírgenes no cooperaban. Desde la Audiencia se les solicitó información para identificar a los titulares de las cuentas de Telegram que estaban involucrados, presuntamente, en la violación de los derechos de propiedad intelectual.

Opiniones

Desde el viernes han sido muchas las reacciones ante el posible cierre de Telegram. Sin ir más lejos, Facua calificó la medida de Pedraz como "absolutamente desproporcionada". El propio secretario general de la organización, Rubén Sánchez, alegó que "es como si cerraran Internet porque existen webs que alojan ilegalmente contenidos protegidos por derechos de autor, o como si cortaran toda la señal de televisión porque existen cadenas piratas".

Además, desde el Gobierno también han sido muchas las opiniones que han surgido. En su cuenta de X (antiguo Twitter), el partido que lidera Santiago Abascal señala que bloquear el acceso a Telegram "es un ataque sin precedentes contra la libertad de información". Algo similar defienden desde Podemos, que también catalogan esta medida como "injusta, censora y desproporcionada".

Pero ¿se puede cerrar Telegram? "Desde un punto de vista técnico se trata de algo habitual, pues muchas veces los jueces ordenan el bloqueo de páginas web a través de las operadoras debido a ciberataques, espionaje o cuando se está haciendo un uso ilegítimo de la información", explica Martín Piqueras, profesor de OBS Business School y Experto en estrategia digital en Gartner.

No obstante, a los consumidores les ha pillado desprevenidos. ¿Por qué tomó esta decisión el magistrado? Martín alega que "todo operador de telecomunicaciones debe estar sometido al control de las autoridades y en este caso no es así, por eso, ante la imposibilidad de que la empresa colabore con las autoridades de nuestro país, Pedraz ordenó el bloqueo".

Todo este tema ha suscitado un dilema. ¿Se debe legislar de manera intensiva las redes o liberalizarlas? El profesor de OBS Business School asegura que "el cierre de Telegram sería una medida eficaz, pero no eficiente a medio y largo plazo, puesto que aquellos que quieran hacer un uso ilícito pasarán a otras plataformas menos conocidas".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud