Medios - Comunicación

Grupo Mediapro producirá las principales competiciones de la Federación Mundial de Karate

Dos karatecas

Mediapro producirá las principales competiciones de la Federación Mundial de Karate durante 2024-2025, a través de su Broadcast and Media Services (BMS). El objetivo del acuerdo es potenciar la generación de contenidos y la calidad, con el fin de incrementar la audiencia.

La filial especializada en servicios audiovisuales producirá seis torneos de la competición el próximo año y, como mínimo, siete en el 2025. Dentro de las competiciones que se producirán están los torneos del circuito mundial Karate 1-Premier League que se celebrarán en 2024 y 2025 en París (Francia), el Cairo (Egipto), Casablanca (Marruecos) y Antalya (Turquía); el Campeonato Mundial que se disputará en España el próximo año y en Egipto al siguiente y los torneos clasificatorios para este que se jugarán en Francia. Además, y principalmente, este acuerto incluye la producción del Campeonato Europeo de Karate que se disputará en 2024 en Croacia y en 2025 en Armenia.

El negocio con LaLiga

Medriapro podría perder los derechos de LaLiga en la próxima renovación. Esto supondría la pérdida del 25% de su resultado bruto de explotación (ebitda), que en 2021 ya rondaba los 42,5 millones, según un informe elaborado por Mood´s.

Según la agencia de rating, LaLiga ya no tiene tanta dependencia de Mediapro, lo que supone un riesgo para la renovación del contrato para la comercialización de los derechos. Una prueba de ello es que LaLiga vendió los derechos audiovisuales de los partidos de México y Centroamérica a SkySports por 500 millones de euros y durante ocho temporadas a partir de 2024-2025. No obstante, fuentes cercanas a Mediapro aseguran que "nosotros también estamos ganando independencia respecto a LaLiga. Al final tenemos más contratos, como por ejemplo, la liga canadiense, la belga o la china, entre otras".

Salida de Reures

Jaume Roures rompe todos los lazos con Mediapro tras 30 años de gestión y vende el 5% de sus acciones al fondo chino Orient Hontai, que ya controla el 85% de la compañía catalana.No obstante, el importe de la transacción no ha trascendido, aunque durante las últimas semanas se ha estado especulando y se estima que puede rondar en los 40 millones de euros y los 100 millones.

El resto de las acciones de Mediapro se las reparten entre Tatxo Benet, otro socio histórico de la firma y que también posee un 5%, y la multinacional británica WPP, con un 10%. De hecho, cuando Roures fue destituido por el consejo de administración de Mediapro, Benet alegaba que "no hay, en este sentido ni la más mínima disconformidad. En este sentido, no solo no ha habido discrepancias en el modelo de futuro, sino que no ha habido ni el más mínimo cambio ni en el proyecto fundacional ni en los valores que el grupo representa. Y no los va a haber mientras este equipo directivo esté aquí".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud