Medios - Comunicación

La fiesta del cine, el 'clavo ardiendo' al que se agarran las salas tras el Covid

  • Las ediciones de septiembre de 2021 y mayo de 2022 incrementaron los ingresos de la gran pantalla un 140% en comparación con las semanas anteriores

Hubo una época en la que los cines llenaban las calles de las ciudades y prácticamente se vendían todas las entradas de los principales estrenos. Esa situación parece ahora más ciencia ficción que una posibilidad real. De hecho, lo que es cada vez más común es que estos locales echen la persiana para siempre. En julio, sin ir más lejos, las salas Conde Duque Santa Engracia y Alberto Aguilera, en el centro de Madrid, colgaron el cartel de cerrado.

La aparición del streaming y, sobre todo, la subida del precio de las entradas suele provocar rechazo entre la sociedad a la hora de elegir ver una película en la pantalla grande. Este último factor es el que explica el éxito que tiene cada edición La fiesta del cine.

Las salas de cine españolas acogen hasta el próximo jueves 6 de octubre una nueva edición de este evento, la segunda que se celebra en lo que va de año. En esta ocasión los espectadores tienen oportunidad de ver los últimos estrenos por 3,5 euros la entrada. Se trata de una rebaja considerable si se tiene en cuenta que, según datos de Facua, en Madrid, una semana normal, se paga de media 8,89 euros por una entrada, más del doble que durante estos días.

En un primer momento puede parecer que la reducción de los precios beneficia a los espectadores pero perjudica a las salas. Sin embargo, son justamente estas las grandes ganadoras de La fiesta del cine. Pese a la reducción de precios se trata de unos días muy rentables para las salas de cine. Según datos de la Federación de Cines de España (Fece) a los que ha tenido acceso elEconomista.es, durante la celebración de esta cita en septiembre de 2021 las taquillas recaudaron 3,4 millones de euros, mientras que durante los mismos días de la semana anterior los ingresos rondaron los 1,5 millones. Esto supone un incremento del 126%.

Si nos remontamos a la edición de mayo de este año, que duró solo tres jornadas, o sea, un día menos que en septiembre y que en la edición actual, la recaudación pasó de 0,96 millones a alcanzar los 2,5 millones. En este caso la facturación se disparó un 160%. De media entre ambas los ingresos de las salas de cine se incrementaron un 143%.

En la pasada edición, celebrada los días 3, 4 y 5 de mayo, acudieron al cine cerca de 705.000 personas, una de las cifras más bajas de todas las ediciones. Pese a la caída en comparación con años anteriores y que de antemano los organizadores no eran muy optimistas entonces debido a la falta de estrenos provocada por el parón del Covid se convirtió en la mejor semana del año en cuanto a asistencia. Para esta edición los organizadores prefieren no hacer previsiones, aunque reconocen que las ediciones siempre suelen sorprender.

"Sí que nos hubiera gustado tener más impacto, pero somos conscientes de que veníamos de una etapa de pandemia, con cierres y restricciones. Estamos haciendo esfuerzos para recuperar el público, y fue una cifra decente. En esta edición queremos ampliar esos datos, y creemos que se está recuperando la normalidad", explicó el presidente de Fece, Luis Gil, durante la presentación de la nueva edición.

Las salas, en dificultades

Este aumento de los ingresos es especialmente importante si se tiene en cuenta la situación que atraviesan las compañías de cine. Cinesa y Yelmo, las más grandes de España por facturación, llevan desde el comienzo de la pandemia en números rojos y en 2020 y 2021 acumulan pérdidas conjuntas de 130 millones.

Yelmo cerró 2019 con un beneficio neto de 15,35 millones mientras que en el caso de Cinesa fue de 4,69 millones. Sin embargo, en 2020, un año muy golpeado por el Covid-19, la primera registró pérdidas de 34,5 millones, mientras que el agujero de la segunda fue de 48,3 millones. El año pasado estas pérdidas se redujeron, pero sin recuperar los números negros. Yelmo perdió 20,6 millones y su principal competidora 26,7 millones. Y nada hace pensar que 2022 vaya a ser el año de la recuperación. Desde Fece creen que 2022 se cerrará con un 40% de caída respecto a las cifras de 2019.

La situación no es exclusiva de España. La recaudación en taquilla a nivel mundial está lejos de las cifras de 2019. Ese año se recaudaron 42.300 millones de dólares, la mayor cifra de los últimos 15 años, una cantidad que se recortó hasta los 12.000 millones en 2020 y que se situó en 21.400 millones a cierre de 2021.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments