Medios - Comunicación

Nazca entra en el capital de la agencia de 'influencers' que representa a María Pombo

  • Cuenta con más de 650 clientes y más de 60 'influencers' en exclusiva

La firma de inversión Nazca ha entrado en el capital de Soy Olivia Media Grupo, la agencia de influencers que representa a María Pombo, Victoria Federica o Gracy Villarreal, entre otros.

"El proyecto de Soy Olivia encaja perfectamente con la estrategia de inversión del Fondo V al tratarse de una compañía líder de nicho, en un segmento de mercado de alto crecimiento y con un proyecto claro de consolidación", han señalado los socios de Nazca Capital, Carlos Carbó y Celia Pérez-Beato, en declaraciones recogidas por Europa Press.

La compañía nació en 2015 como un holding especializado en Influencer Marketing, publicidad nativa en plataformas sociales, creatividad y consultoría digital y en estos siete años ha conseguido más de 650 clientes, entre marcas y agencias, así como más de 60 influencers exclusivos y más de 300 colaboradores. Soy Olivia Media Group factura 5,6 millones de euros.

Entre los nombres más conocidos que forman su porfolio están María Pombo y su marido Pablo Castellano, así como las hermanas de esta, Victoria Federica o la influencer Gracy Villarreal. En el catalogo de marcas destacan nombres como LVMH, Inditex, Nike o CocaCola.

Deloitte y Pérez Llorca han asesorado a Nazca en esta operación, KPMG y Escalona & De Fuentes a los vendedores.

Soy Olivia Media Group no es la única compañía relacionada con la comunicación por la que ha decidido apostar Nazca, en su cartera está también la plataforma de streaming Filmin o Autor, firma de publicidad exterior.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.