Materias Primas

La AIE alerta de que el mercado de petróleo está "entrando en zona roja"

  • Si los precios del crudo siguen subiendo afectarán a la economía mundial
Fatih Birol, director de la Agencia Internacional de la Energía. Reuters

La Agencia Internacional de la Energía ha hecho un llamamiento a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para que abran los grifos y estabilicen el precio del crudo. El petróleo se ha disparado un 20% en los dos últimos meses y el barril de Brent se mueve con holgura por encima de los 80 dólares.

Fatih Birol, director de la AIE, en declaraciones a Bloomberg ha señalado que "se debería ver que estamos en una situación de riesgo, el mercado del petróleo está entrando en la zona roja... deberíamos aliviar el mercado porque pueden ser malas noticias para los consumidores, los importadores, pero también serán malas noticias para los exportadores el día de mañana".

Birol: "La energía cara es volver a los malos tiempos, cuando la economía global empieza a perder fuerza... necesitamos más petróleo"

La AIE, que asesora y oriente a las mayores economías del mundo en cuestión de política energética, cree que las subidas del crudo de hoy desembocarán en una caída de la demanda el día de mañana, a la par que se reduce el poder adquisitivo de los ciudadanos de grandes regiones a nivel mundial.

¿Subidas del petróleo?

"Si no se producen movimientos mayores entre los grandes productores, el cuarto trimestre de este año será un gran desafío", ha explicado Birol a Bloomberg.

"La demanda es todavía muy fuerte mientras que la oferta está perdiendo petróleo de Venezuela en grandes cantidades, también en Irán se está viendo un descenso", asegura Birol.

El caso del país latinoamericano es muy singular, porque su producción se encuentra en "caída libre", explica el director de la AIE. Es probable que el bombeo de ese país caiga por debajo del millón de barriles por día muy pronto, cuando en 2016 se producían 2,6 millones de barriles por día. 

"La energía cara es volver a los malos tiempos, cuando la economía global empieza a perder fuerza... necesitamos más petróleo", concluye Birol.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Bilbo
A Favor
En Contra

Yo lo que veo es que la gran banca se está deshaciendo de sus participaciones en petroleras.

¿Os acordáis cuando Santander vendía sus inmuebles y se iba de alquiler a tan solo unos meses del estallido de la burbuja?

La gran banca cuenta con datos y estadísticas de consumo que el resto de los mortales ignoran. Y lo que le dicen esas estadísticas de consumo es que el consumo de petroleo va a caer en picado en poco tiempo por eso venden.

Ahora a especular y hacer crecer artificialmente el valor del crudo y las acciones y mirar desde la grada quién es el tonto que invierte en el "oro" negro.

Puntuación -1
#1
A Favor
En Contra

Que alguien avise que los precios del petróleo están ‘entrando en zona roja’, tiene algo del juego del desconcierto de las chekas, donde actuaba Julián Grimau: Donald Trump se ha quejado de que haya muchos superpetroleros cargados a tope, esperando en la mar a que bajen los precios y les compren.

Con un desempleo inferior al 4%= pleno empleo, la economía de los EEUU parece difícil de mejorar, aunque la bajada de impuestos a grandes empresas aumentará el déficit público, y en la situación de subida de tasas de interés que están propiciando, dejará una carga de deuda insoportable a varias generaciones de contribuyentes.

Para países productores como Venezuela, una bajada del precio del crudo supondría salir de la ruina para entrar en la más absoluta miseria, allí no se debe producir ya ni mermelada de carpincho, no tendrían para pagar suministros básicos, de supervivencia.

En el lado también negativo, bajar los precios del crudo dispararía el consumo; pese a que motivos estructurales hacen que los cambios no sean ni muy rápidos ni muy tremebundos, estimular el consumo alocado de energía es justo lo que falta para que los problemas del cambio climático se agudicen, y se hagan imposibles de mitigar.

Si lo que busca la OPEP es tener liquidez con la que frenar los ataques tipo ‘corralito’ a países más o menos amigos, la solidaridad es siempre bienvenida.

La situación se ha hecho muy compleja, y sólo los que están tomando las decisiones tendrían una cierta idea de qué pasa, y qué esperan, pero al menos aquí y ahora, parece que el contribuyente, el asalariado, pensaba que le enviaban a por lana, y están saliendo trasquilados.

Puntuación 0
#2