Ecoley

Es posible negociar una nueva cláusula suelo si no se aplicó la anulada

  • Debe existir una negociación libre para bajar el límite inferior o la transparencia exigible
La negoci?n debe partir del cliente o si es una cl?usula propuesta por el banco debe tener claridad. Getty

La nulidad de una cláusula suelo por falta de transparencia no impide que el consumidor pueda más tarde, por iniciativa suya, con pleno conocimiento y mediante una negociación con el banco, pactar un suelo inferior a aquel inicialmente convenido en una cláusula nula por falta de transparencia, según establece el Tribunal Supremo, en sentencia de 17 de diciembre de 2019.

Es posible, que si no se ha aplicado la cláusula nula, el consumidor pueda, libremente negociar una nueva cláusula que ya no adolezca de falta de transparencia.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo, siguiendo la senda de la doctrina marcada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, establece que una cláusula suelo originaria en el contrato de crédito hipotecario, si se aprecia falta de transparencia, se tenga por no puesta y se declare nula.

Esta sentencia, redondea la doctrina asentando lo que hasta ahora tan solo era deducible

Esta declaración de nulidad conlleva el efecto de que se considere que la citada cláusula no ha producido efectos y por lo tanto todo lo que se hubiera cobrado de más en aplicación de esa cláusula deba ser restituido al consumidor.

Condiciones para su aceptación

La Sala de lo Civil del Alto Tribunal, en esta sentencia, redondea la doctrina asentando lo que hasta ahora tan solo era deducible: "es posible modificar la cláusula suelo del contrato originario, siempre que esta modificación haya sido negociada o, en su defecto, cuando se haya empleado una cláusula contractual predispuesta por el empresario en la contratación con un consumidor, y esta última cláusula cumpla con las exigencias de transparencia".

El ponente, el magistrado Sancho Gargallo, determina que esta doctrina no contradice lo dispuesto en el artículo 1208 del Código Civil (CC), porque como indican las sentencias de 13 de septiembre y 5 de octubre de 2018, que indican que "la modificación del límite inferior a la variabilidad del interés aplicable a la obligación de devolución del préstamo hipotecario no es propiamente una novación extintiva, sino una modificación de un elemento que incide en el alcance de una relación obligatoria válida".

La sentencia recurrida establecía que la modificación de la cláusula suelo, mediante un contrato privado, cuyo único objeto es reducir el límite inferior (cláusula suelo), ha sido fruto de una negociación y es válida, si bien no sana la nulidad de la cláusula suelo modificada, que fue introducida en la escritura original con falta de trasparencia y que no produce efecto alguno.

Sancho Gargallo indica que "este pronunciamiento no sólo no contradice la jurisprudencia de la Sala, sino que se alinea con fallos similares, por ejemplo en la sentencia de 13 de septiembre de 2018. Por ello, concluye que "si se hubiera llegado a aplicar, que no es el caso, deberían restituirse las cantidades indebidamente cobradas en ejecución de esa cláusula".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin