Legal

Los contribuyentes podrán pagar a Hacienda por Bizum o con tarjeta

  • El fisco admite que las transferencias dejan pocos datos para identificar el ingreso
  • Vigilará los créditos fiscales y hará inspecciones 'in situ' a las grandes empresas
  • La Administración reconoce un gasto alto en alquileres y dejará inmuebles
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. | EP
Madridicon-related

Hacienda permitirá a los contribuyentes que paguen los impuestos y sus deudas con el fisco a través de Bizum o de tarjeta bancaria. La Agencia Tributaria ha presentado su nuevo Plan Estratégico para 2024-2027 en el que se centra en mejorar la asistencia al contribuyente a través de las herramientas informáticas. Dentro de este objetivo, la Administración considera necesario habilitar, además de los medios de pago tradicionales, "otros medios más actuales acordes con la demanda y el uso social, tales como tarjetas de crédito o débito y Bizum".

Además, la Agencia Tributaria también permitirá a los contribuyentes que domicilien los pagos en entidades financieras no colaboradoras de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA, en sus siglas en inglés).

La Administración entiende que permitir los pagos con los nuevos sistemas supone facilitar los procesos a los ciudadanos, pero también a la propia Agencia Tributaria. El fisco reconoce que las transferencias llevan aparejadas "dificultades y tareas adicionales, dada la limitada y escasa información que acompaña a los ingresos recibidos por esta vía".

Por otro lado, Hacienda habilitará un sistema para que los contribuyentes puedan corregir de forma voluntaria pequeños errores en la declaración del IRPF sin que ello les conlleve una sanción (que se limitará a las conductas más graves). Para permitir esta corrección sin que la Administración inicie un procedimiento de comprobación, pondrá a disposición de los contribuyentes un borrador de declaración complementaria con las incidencias subsanadas de tal manera que pueda corregirlas el propio contribuyente. Además, aunque se mantendrá la atención presencial para los contribuyentes, especialmente para los mayores de 65 años, Hacienda incrementará los servicios que puedan hacerse por internet y teléfono.

Grandes empresas

La Agencia Tributaria elevará la vigilancia sobre los grandes grupos para mejorar el control sobre los créditos fiscales que se aplican en el Impuesto de Sociedades con el objetivo de ensanchar las bases imponibles. El fisco pone el foco en los grupos que tributan bajo el régimen de consolidación fiscal, unos 50.000 en nuestro país, ya que suponen hasta el 30% de la recaudación por Sociedades.
En esta labor, señala que "se establece como objetivo fundamental" el control de los créditos tributarios pendientes que tenga las empresas.

La Administración persigue consolidar la información individual declarada por cada grupo sobre los créditos tributarios pendientes en un ejercicio en el que se han efectuado actuaciones de comprobación o se han producido modificaciones mediante nuevas declaraciones. Una vez logre incorporar esta información "se realizarán análisis de todos los créditos tributarios pendientes" teniendo en cuenta todos los ejercicios afectados desde la generación del mismo hasta su aplicación. "De esta forma se garantizará una adecuada asistencia al contribuyente, indicando los créditos fiscales que se pueden aplicar en una determinada declaración tributaria en un ejercicio concreto", dice Hacienda.

Además, se instará a que corrijan sus declaraciones si se detectan errores y se potenciará la presencia inspectora en la sede de las compañías. "Resulta conveniente abordar un relanzamiento y refuerzo de la presencia inspectora en sede de los obligados tributarios de cara al cuatrienio 2024-2027, tomando en consideración los condicionantes que plantea la nueva situación jurídica y tecnológica", añade.

Alquileres y teletrabajo

La Administración busca reducir los inmuebles que mantiene alquilados ante su alto coste con el objetivo de recortar en los próximos años un 33% el gasto de alquiler. Para ello, se ayudará el nuevo sistema de teletrabajo que, tras negociación colectiva, quiere imponer a los empleados para establecer un modelo híbrido de la prestación de servicio. Asimismo, con el nuevo sistema de teletrabajo se rediseñarán los espacios interiores de los inmuebles reduciendo espacios de uso individual como oficinas e incrementando los espacios abiertos de usos múltiples, "que permitiría una reducción de la superficie necesaria para uso de oficinas". Hacienda prevé incrementar la plantilla en 2.082 trabajadores de cara a 2027.

Economía sumergida

Hacienda mejorará el censo de empresarios y autónomos para conocer con exactitud las actividades económicas desarrolladas y las obligaciones tributarias que se derivan de estas con el objetivo de luchar contra le economía sumergida.

También hará una adecuada identificación de las entidades realmente activas, puesto que las inactivas resultan ocultadoras de los verdaderos dueños de bienes. "La economía sumergida constituye un nicho habitual de fraude que requiere que desde la Inspección se continúe actuando en relación con contribuyentes que no admiten pagos por medios bancarios", señala.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud